Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¡Sin necesidad de cadenas!

Fiel a su compromiso con la seguridad, Michelin recomienda montar neumáticos adecuados cuando las condiciones meteorológicas se vuelven especialmente duras.

Redacción

Whatsapp
Los neumáticos MICHELIN responden con total seguridad en condiciones meteorológicas adversas.

Los neumáticos MICHELIN responden con total seguridad en condiciones meteorológicas adversas.

Para circular seguro todo el año, el neumático tiene un papel clave porque es el único punto de contacto con la carretera. En periodos invernales, con el frío, los compuestos de la banda de rodadura de los neumáticos normales (de verano) se endurecen y pierden adherencia. No solamente en suelo nevado, como todos podemos imaginar, sino también en suelo mojado e incluso en seco.

La mayoría de los conductores no somos conscientes de ello.

En estas circunstancias es imprescindible contar con los neumáticos adecuados para mantener el nivel de seguridad con bajas temperaturas, que tengan adherencia en suelo seco, pero también en suelo mojado, e incluso con nieve, permitiéndonos prescindir de las incómodas cadenas. Éstos se distinguen por un marcaje con Tres Picos de Montaña con Copo de Nieve (3PMSF) o el marcaje M+S.

La gama de neumáticos MICHELIN cubre todas las circunstancias a las que debe enfrentarse el conductor en esta época del año y no se necesita recurrir a las cadenas:

- El modelo MICHELIN CrossClimate es el único neumático normal (de verano) con el mencionado marcaje 3PMSF. En situaciones invernales esporádicas, tiene suficiente adherencia en nieve como para ahorrarnos el disponer de cadenas y tiene una magnífica adherencia con las temperaturas habituales tanto en invierno como en verano. Se pueden utilizar con total seguridad durante todo el año proporcionando además duración y confort.

 - La gama MICHELIN Alpin son neumáticos “específicos” de invierno y por tanto igualmente con el marcaje 3PMSF. Están aconsejados para condiciones invernales rigurosas o vehículos potentes, que demandan un plus de adherencia. Permiten circular por carreteras secas, mojadas, nevadas o heladas con el máximo de seguridad. Cuando mejora la climatología es recomendable volver a montar los neumáticos “normales” (de verano).

Temas

  • MOTOR

Lea También