Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tecnología para ahorrar agua y energía y preservar el medio ambiente

Con la incorporación de la domótica básica en el hogar se puede reducir hasta un 27% el consumo energético y alrededor de un 25% el gasto de agua en un año

Silvia Fornós

Whatsapp
Tecnología para ahorrar agua y energía y preservar el medio ambiente

Tecnología para ahorrar agua y energía y preservar el medio ambiente

La tecnología Smart Home está predestinada a ser uno de los sectores de mayor crecimiento durante el 2017 y en los próximos años. Un informe de la consultora Juniper Research (Smart Home Markets: Entertainment, Monitoring, Automation, Health, Metering, Appliances 2017-2021) destaca las posibilidades de expansión del hardware y los servicios relacionados con los hogares inteligentes. El documento estima que el sector registrará este año unos ingresos de 83.000 millones de dólares. Pero será en los próximos 5 años cuando, según el mismo estudio, se produzca el mayor crecimiento y se alcancen los 195.000 millones de dólares en 2021.

En la práctica la tecnología Smart Home permite desde controlar el termostato hasta saber el gasto de agua y luz. A pesar de que está predestinada a hacer nuestra vida más fácil, todavía se desconocen algunas de las ventajas reales. Según el informe The Smart Home Survey, elaborado por la consultora Context a principios del año pasado, los consumidores españoles están empezando poco a poco a tomar interés por esta tecnología. Hasta ahora, «no entender suficiente los productos Smart Home, no estar interesado, no ver ningún beneficio en estos productos, esperar antes de hacer alguna compra o pensar que son demasiado caros», han sido algunas de las barreras que han frenando la expansión del mercado en España.

Domotys es el Clúster de los Hogares, Edificios y Ciudades Inteligentes. Se creó en el año 2009 y desde 2010 está reconocido como Agrupación de Empresas Innovadoras (AEI) por el Ministerio de Industria, así como Clúster de Empresas de Domótica, Inmótica y Smart Cities por la Generalitat de Catalunya.

«Con una combinación de cambios en los hábitos de consumo y la incorporación de la domótica básica en el hogar se puede ahorrar hasta un 27% del consumo energético y alrededor del 25% en el caso del ahorro de agua en un año. En el caso de la iluminación, con una mínima inversión, se puede llegar hasta el 80% de ahorro», detalla Alba Álvarez, Cluster Manager de Domotys.

El clúster se integra dentro de Secartys, una agrupación empresarial sin ánimo de lucro que lleva desde 1968 dedicando sus esfuerzos a fomentar la competitividad de sus asociados y posicionar la industria española de este sector en el exterior. «Domotys empezó desarrollando su trabajo en el ámbito de la inmótica y la domótica. Pero en 2013 dio el salto a las Smart Cities ya que la mayoría de tecnologías utilizadas, tanto en los hogares como en los edificios, también se pueden aplicar al ámbito de las ciudades», explica Alba Álvarez y añade que «además de hacer los hogares más eficientes e inteligentes, también es importante tener en cuenta la incorporación de la tecnología en los edificios, y su inclusión en la planificación urbanística de las ciudades».

Una de las problemáticas a la que se enfrenta el clúster y la industria es encontrar soluciones tecnológicas que sean integrables y que se puedan controlar desde un mismo dispositivo. «Hay que seguir trabajando en los sistemas de información para que los dispositivos se puedan comunicar entre sí. Es clave la estandarización de los protocolos de información, ya que no existe un estándar único», detalla la Cluster Manager.

La Asociación Española de Domótica e Inmótica, CEDOM, nació en 1992 por iniciativa de un grupo de empresas fabricantes de material eléctrico que apostaron por el sector de la domótica, tratando de impulsar el mercado y facilitar la venta de los productos de las empresas miembro. Actualmente tiene 17 socios. «El principal objetivo de CEDOM es aumentar la implantación de la domótica y la inmótica en España a través de la promoción de la tecnología sin diferenciación de sistemas ni protocolos de comunicación», explican desde la asociación.

Llegar a los usuarios

Parece que la domótica no termina de convencer a los usuarios. «Lo perciben como algo caro», afirma Alba Álvarez. Por este motivo Domotys está desarrollando una campaña para dar a conocer la tecnología y que los usuarios sean conscientes de que «no son soluciones lujosas al alcance de unos pocos. La tecnología ha avanzado mucho y ofrece todo tipo de soluciones para todos los bolsillos».

«Es un falso mito que se ha extendido en el mercado y sobre el que se tiene que seguir trabajando para desmontarlo. La domótica no es cara. El coste dependerá tanto del número de funciones que realice como del número de dispositivos necesarios para realizar estas funciones deseadas», afirman desde la Asociación Española de Domótica e Inmótica.

Desde la organización también reconocen que «sigue siendo difícil que el usuario vea los beneficios que puede conseguir con la instalación de un sistema de control y automatización, ya que dependiendo de la vivienda y de las funciones que queremos que realice puede ser más o menos caro. El plazo de recuperación de la inversión, en algunos casos, pero no siempre, puede estar alrededor de 2 o 3 años». También existe desconocimiento. «Se desconoce cómo adquirir la tecnología o cómo incorporarla en el hogar. Pero en otros países como Corea del Sur la mayoría de casas, hoteles y edificios ya disfrutan de ventajas como no necesitar llaves para abrir las puertas. Disponen de una tarjeta o código», detalla la Cluster Manager de Domotys. La tecnología Smart Home está pensada para hacernos la vida más fácil.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También