Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un 'desorden' horario

El sueño es el mayor perjudicado por el retraso del reloj de esta madrugada Durante el periodo de 'ajuste' también resulta afectado el estado de ánimo

Silvia Fornós

Whatsapp
Un 'desorden' horario

Un 'desorden' horario

La madrugada de hoy al domingo se produce de nuevo el cambio de horario de invierno. Cuando las agujas del reloj marquen las 03:00 deberemos retrocederlas una hora hasta las 02:00 horas. Este ‘inofensivo’ gesto conlleva en muchas personas un ‘desorden’ de salud. Según Olivia Sacristán, miembro del Grup de Treball de Maltractament i Salud Mental de la Delegació de Tarragona del Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya, «el cambio horario provoca una interrupción en el ajuste natural que tiene el reloj biológico, ya que se da un salto temporal de una hora en la intensidad de luz y por tanto estamos alterando el ciclo de 24 h que regula los ritmos circadianos del organismo y por tanto, y de manera más evidente, es el sueño el mayor perjudicado por el cambio de hora». Todo ello conlleva que se produzca un período de ‘ajuste’ en el que, según la experta, «las personas más sensibles al cambio pueden sufrir sintomatología (desregulación del ciclo sueño/vigilia, cansancio e incluso cefaleas), de manera muy similar al jet-lag».

El sueño es el mayor perjudicado por el cambio de hora. Aunque el cambio de horario facilitará el poder conciliar el sueño, nos costará más despertarnos. Por otro lado, muchas personas también verán alterado su estado de ánimo. «Las consecuencias en personas más sensibilizadas pueden ser somnolencia, fatiga, alteraciones emocionales y en casos más extremos estrés, inapetencia sexual, así como agravar sintomatologías depresivas ya existentes», detalla la experta. Aconseja llevar a cabo un proceso de adaptación, que pasa por acostumbrarnos progresivamente al cambio horario, tanto en comidas como en las actividades diarias. «Seguir una dieta equilibrada y saludable y practicar ejercicio contribuirá al buen estado de ánimo y a que la salud anímica no se resienta», concluye Olivia Sacristán.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También