Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una ruta de cuento

Doce castillos del Baix Gaià, en la comarca del Tarragonès, forman este mágico recorrido por la cultura histórica del territorio

Laura Rovira González

Whatsapp
Castillo de Altafulla, uno de los doce que forman parte de la ruta. FOTO: DT

Castillo de Altafulla, uno de los doce que forman parte de la ruta. FOTO: DT

 

El Baix Gaià conserva doce castillos con pasado medieval. La ruta para visitarlos no tiene ni un inicio ni un final marcados, sino que se puede elegir la senda que se quiera. El recorrido está totalmente señalizado y también hay mapas con la ruta completa. Los pueblos que pertenecen a este camino son Altafulla, El Catllar, Creixell, La Nou de Gaià, Renau, La Pobla de Montornès, La Riera de Gaià, Roda de Barà, Salomó, Tamarit, Torredembarra y Vespella de Gaià.

1. Castillo de Altafulla

El edificio es del siglo XVII, presenta una planta irregular  y está adosado a las murallas de la Vila Closa. Refleja un aspecto de fortificación por su corona de almenas. El estilo renacentista se intuye en el diseño de puertas y ventanas. Es de propiedad privada y su interior no es visitable. 

2. Castillo de el Catllar

Este castillo se eleva encima de una colina que corona el río Gaià y de los restos de un poblado fortificado de la edad del hierro. Se trata de un edificio con fosado, de planta triangular y amurallado con dos torres en la fachada principal y el interior articulado por un patio central. 

3. Cuadra de Clarà

Este castillo se encuentra en Torredembarra y fue construido en el siglo XV-XVI.Tuvo una especial significación durante la guerra entre el rey Joan II y la Generalitat. También es conocido con el topónimo local ‘Cal Xeco’.

 4. Castillo de Creixell

Esta edificación ha sido modificada varias veces y está declarada como Bien Cultural de Interés Nacional. Su interior está habilitado como vivienda particular. Fue la antigua prisión del s.XIV y la bodega del s.XVI. Su visita es libre y gratuita.

5. Castillo de Ferran

Su origen se encuentra en una torre desaparecida del siglo XI y acabó transformándose en un castillo con valla amurallada.  El castillo es una casa residencial de propiedad privada y no se permite su visita interior.

 6. Castillo de la Nou de Gaià

El último propietario, el capitán general de las Islas Baleares, lo cedió al Ayuntamiento en el año 1982. Declarado bien de interés cultural con la categoría de monumento histórico. 

7. Castillo de la Pobla de Montornès

 Fue propiedad del Monasterio de Santes Creus y en el s.XVIII las fincas fueron vendidas a los terratenientes del pueblo hasta su expropiación con las leyes de Mendizabal. Actualmente se conserva el edificio con una torre poniente y un gran muro de contención en la placeta circular delante de la Ermita. 

FOTO: Alba Mariné

 8. Castillo de Renau

Los restos del castillo feudal de Renau fueron derruidos en el 1876 para la construcción de la plaza de la Iglesia. Esta construcción se debe entender como una casa señorial más que un castillo feudal.

FOTO: Alba Mariné

9. Castillo de la Riera de Gaià

Es conocido como el Castillo de Santa Margarida o Castellot.. Su estructura se pasa en una torre de planta circular, una planta rectangular de dos pisos con bóveda apuntada y está edificado sobre la muralla y el fosado, excavado en la roca. Actualmente está cubierto de vegetación.

FOTO: Alba Mariné

 10. Castillo de Tamarit

Situado sobre una colina presenta un aspecto defensivo. Tiene una torre cuadrada que queda adosada a la iglesia románica de Santa María, con campanar de espadaña. Frente a la valla amurallada hay una torre de vigilancia construida como defensa. Se puede visitar su interior y es un atractivo escenario muy solicitado para todo tipo de eventos, especialmente bodas.

11. Castillo de Torredembarra

Perteneció a Lluís de Icart, Alcalde General de Cataluña y señor del castillo Nuevo en Nápoles.  Durante los años 80 fue adquirido por el municipio pasando a ser la sede del Ayuntamiento en el año 2000. Declarado bien de interés cultural es uno de los edificios renacentistas más importantes de Cataluña.

 12. Castillo de Vespella

Situado en una colina cercana a la iglesia de San Miguel, se trata de un recinto de planta rectangular con una torre circular y el trazado de la muralla. Durante las guerras carlistas fue sede de enfrentamientos. Tiene titularidad pública y sus restos son visitables.

Temas

Comentarios

Lea También