Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

WhatsApp y Lego para aprender inglés

La era digital facilita el estudio de los idiomas. Horarios más flexibles y mayor motivación son algunas de sus ventajas

Gloria Aznar

Whatsapp
Alumnos de los campamentos de English Summer en una imagen de archivo.  FOTO: Cedida

Alumnos de los campamentos de English Summer en una imagen de archivo. FOTO: Cedida

Cuando llegan estas fechas, uno de los propósitos del Año Nuevo suele ser dominar el inglés.

Ahora las formas de enseñarlo y aprenderlo están cambiando y a diferencia de los métodos tradicionales, como pueden ser las clases presenciales y los cursos online, los estudiantes, de todas las edades, pueden disfrutar de otras opciones, pensadas sobre todo para aquellos que tienen que buscar cómo sacar tiempo para acudir a una academia o para recibir a un profesor en casa.

La última tendencia en el aprendizaje de idiomas son las clases por teléfono, WhatsApp o Skype, métodos que conllevan ahorro en desplazamientos, horarios muy flexibles y conversación desde el primer momento. Otra de las alternativas, esta para los más jóvenes, es convertir la tradicional clase en un espacio divertido y diferente al introducir juegos de Lego.

Opciones tangibles
En Tarragona se pueden encontrar todas las opciones. La academia English Summer ofrece Tech Camp, un campamento tecnológico que se celebra en julio y agosto donde se experimenta con nuevas tecnologías.

El objetivo es potenciar el ingenio y la creatividad de los participantes, al mismo tiempo que se introducen estructuras y vocabulario en inglés.

Por las mañanas, los alumnos realizan tres horas de clases con profesores nativos y por las tardes asisten a talleres impartidos para diseñar, construir y poner en marcha su propio robot, que deberá resolver distintos retos que se le plantearán.

Aprenderán también a estructurar el pensamiento lógico y a construir una página web de manera muy intuitiva. 

Alba Prats, de English Summer, comenta que «durante el curso, los colegios, si lo desean, pueden venir de colonias escolares a nuestras casas y pueden elegir el pack de actividades tecnológicas». 

Por lo que respecta al WhatsApp y al Skype, Gabriel Balaña, de la academia Mills Tarragona, explica que empezó a trabajar con el WhatsApp hace seis años, como herramienta para comunicarse con padres y alumnos y a partir de allí «ha servido para enviar respuestas a dudas específicas de vocabulario y gramática, para enviar links de noticias de interés, textos a leer antes de trabajarlos en clase y links a charlas de TED.com».

El Skype lo utilizan sobre todo para dar clases de conversación en un nivel más avanzado a alumnos que se han ido fuera por cuestiones laborales o para preparar entrevistas de trabajo «y justamente queremos potenciarlo de cara a aquellos que buscan trabajo fuera del país», revela.

Del mismo modo, utilizan Pinterest «para colgar y enviar ‘chuletas’ breves y fáciles sobre estructuras gramaticales. Y ahora estoy empezando a investigar una web/app en forma de tablón de anuncios virtual donde el alumno puede redactar el ejercicio que el docente pide y colgarlo y la idea es que sirva para todas las edades».

Como comenta Balaña, estas herramientas sirven «para motivar más al alumno en una era muy digital y tener más proximidad con los estudiantes cuando no están en clase. Así ellos le pueden dedicar unos minutos al día para no perder el contacto con el idioma entre clase y clase». 

 

Tendencias
Tengo una duda... envío un WhatsApp

 

El WhatsApp también se puede utilizar para algo más que intercambiar mensajes con amigos.

En la academia Mills Tarragona es una herramienta que conecta a los profesores con los alumnos al instante. Estos no deben esperar a que llegue la siguiente clase para resolver dudas. El Skype y el Pinterest son otras de las herramientas puestas al servicio de docentes y estudiantes.

Temas

Comentarios

Lea También