Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato ya se encuentran en la sede de la Audiencia Nacional, donde hoy comienza el juicio contra los 65 usuarios de las tarjetas "opacas"

EFE

Whatsapp
La Audiencia Nacional ha comenzado hoy, en su sede de San Fernando de Henares, el juicio contra los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa (derecha) y Rodrigo Rato (izquierda) y otros 63 usuarios de las polémicas tarjetas

La Audiencia Nacional ha comenzado hoy, en su sede de San Fernando de Henares, el juicio contra los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa (derecha) y Rodrigo Rato (izquierda) y otros 63 usuarios de las polémicas tarjetas "opacas" de Caja Madrid, a los que se acusa de apropiación indebida de patrimonio de la extinta entidad por medio de un sistema no justificado. Fotos: EFE

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Arranca el macrojuicio de las tarjetas 'black' con insultos a Rato y Blesa

Los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato ya se encuentran en la sede de la Audiencia Nacional, donde hoy comienza el juicio contra los 65 usuarios de las tarjetas "opacas", acusados de apropiarse de forma continuada del patrimonio de la extinta entidad.

A su entrada, en torno a las 9.10, Blesa ha sido increpado por una docena de preferentistas de la antigua caja con gritos de "qué desgraciados, qué desgraciados, que roban el dinero a los jubilados".

Por su parte, el exvicepresidente del gobierno Rodrigo Rato ha recogido la tarjeta que le acredita como acusado con media hora de diferencia.

Las llegadas de los expresidentes de Caja Madrid se han producido instantes después de que los consejeros Estanislao Rodríguez-Ponga y Juan Emilio Iranzo accedieran al complejo entre fuertes medidas de seguridad.

El expresidente de la patronal madrileña CEIM Arturo Fernández se ha sumado al grupo de madrugadores, aunque como el resto de acusados tampoco ha querido hacer declaraciones a la multitud de medios de comunicación.

Una de las imágenes de la jornada la ha dejado el que fuera presidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán, desplazado en furgón desde la prisión madrileña de Soto del Real, donde permanece desde 2012 por varias condenas relacionadas con su época al frente de Viajes Marsans.

A las 10.00 está previsto que la sección cuarta de la sala de lo Penal, que preside la juez Ángela Murillo, inaugure la primera de las sesiones, momento en el que los letrados de las partes expondrán sus cuestiones previas.

El pasado 1 de febrero, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ordenó la apertura de juicio oral por el caso de las tarjetas "opacas", al reconocer indicios suficientes de administración desleal por parte de Blesa, Rato y el exdirector general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj, con el propósito de apropiarse de forma continuada e indebidamente del patrimonio de Caja Madrid.

Esa entidad fue una de las siete que se fusionaron en 2011 para dar lugar a Bankia, ya presidida por Rodrigo Rato y que al año siguiente recibió unos 22.000 millones de euros de fondos públicos para hacer frente al agujero financiero que tenía.

Sobre Rato y Blesa pesan peticiones de cárcel que van desde los cuatro y cinco años, respectivamente, que reclama la Fiscalía Anticorrupción, a los seis y diez que pide Bankia, que ejerce una acusación particular.

Asimismo, la Fiscalía pide que los acusados indemnicen a Bankia, heredera legal de Caja Madrid, y que Blesa devuelva los 9,34 millones de euros que gastaron todos los usuarios de las tarjetas "opacas" durante buena parte de su mandato a partir de 2003 y hasta 2010.

Y 2,69 millones a Rato por los cargos que se hicieron desde su llegada a Caja Madrid hasta su salida de Bankia.

Entre los gastos realizados por los exconsejeros y exdirectivos de Caja Madrid destacan 3 millones de euros en restaurantes, dos millones en disposiciones de efectivo, más de 1,5 millones en desplazamientos y viajes, más de 1 millón en grandes almacenes, cerca de 800.000 euros en hoteles y unos 700.000 en ropa y complementos.

La utilización de todas estas tarjetas, según los datos de los informes elaborados por Bankia, no aparece conectada con los gastos de representación o relacionados con actividades profesionales de sus titulares, como por ejemplo cargos elevados por compras de alimentación, grandes superficies, ropa o retiradas de efectivo.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También