Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Bisfenol-A y parabenos en los pies de mi bebé?

Científicos de la Universidad de Granada hallan químicos dañinos para la salud en nueve de cada diez de estas prendas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Todos los tipos de calcetines analizados contenían parabenos. FOTO: EFE

Todos los tipos de calcetines analizados contenían parabenos. FOTO: EFE

«No te comas los calcetines». Las familias deben asegurarse que sus bebés no se lleven el pie a la boca con el calcetín. Investigadores de la Universidad de Granada (UGR), el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (ibs.Granada), el Hospital Clínico San Cecilio y el Ciber de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) han concluido que nueve de cada diez calcetines para bebés de cero a cuatro años contienen restos de bisfenol-A y parabenos, dos disruptores endocrinos relacionados con disfunciones que conducen a enfermedad tanto en niños como en adultos. En definitiva, son sustancias químicas que dentro del organismo modifican las hormonas.

Es el primer estudio científico de estas características que se realiza en toda Europa, y pone encima de la mesa que los textiles pueden ser fuente de exposición a contaminantes químicos. Este trabajo ha sido coordinado por Nicolás Olea, médico en el Hospital Clínico San Cecilio, responsable del grupo de investigación de Oncología Básica y Clínica del iBS.Granada y catedrático del departamento de Radiología de la Facultad de Medicina de la Universidad. «La UE y España deben tomar cartas en el asunto», señaló Olea. Asimismo, reclamó que las prendas lleven en el etiquetado la información detallada del material con el que se confeccionan. Een algunos geles o cosméticos se consiguió que indiquen ya si están libres de parabenos.

Los investigadores han hallado importantes diferencias en la cantidad del producto tóxico detectada según el comercio. Analizaron muestras de 32 pares de calcetines para niños de entre 1 y 48 meses, comprados en tres comercios, según el precio de sus artículos: tiendas de ropa de bajo precio (tres pares de 1,5-1,8 euros), tiendas de ropa de franquicias (tres pares de 3-4,5 euros) y tiendas de ropa de marcas exclusivas (tres pares de 6,95-7,95 euros).

Las concentraciones en los calcetines de bajo precio alcanzaron un máximo de 3.736 ng de bisfenol-A por gramo de calcetín, lo que significa una media de bisfenol-A algo más de 25 veces superior a la encontrada en los calcetines de las tiendas de franquicias y de marcas exclusivas. Los parabenos se encontraron en la totalidad de los calcetines estudiados.

Temas

Comentarios

Lea También