Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambio climático: la crecida de los mares podría ser peor de lo previsto

Groenlandia pierde hielo siete veces más rápido que en la década de los 90, según un estudio

ROCÍO MENDOZA

Whatsapp
La isla helada pierde hielo siete veces más rápido que en la década de los años 90. FOTO: GETTY

La isla helada pierde hielo siete veces más rápido que en la década de los años 90. FOTO: GETTY

Las regiones polares son históricamente observadas con detalle por la ciencia para prever futuras alteraciones del clima que pongan en peligro el equilibro actual. Erigidos como auténticos laboratorios del cambio climático, tanto la Antártida como el Artico arrojan síntomas continuos que dejan poco lugar a dudas de la emergencia climática que, si no está ya en vigor, se avecina. Hace tan solo una semana, un grupo de científicos alertaba de que el tan temido calentamiento global era algo que ya se experimentaba en estas regiones, con el consiguiente deshielo.

Y ayer, le tocó el turno a Groenlandia. La isla helada, flanqueada por el océano Atlántico y el océano Glaciar Artico, pierde hielo siete veces más rápido que en la década de los 90. Así lo indica un estudio publicado en la revista Nature en el que han trabajado 89 científicos expertos en regiones polares, pertenecientes a más de 50 organizaciones internacionales. Con su trabajo han dibujado «la imagen más completa que hasta la fecha ha existido» de cómo se está derritiendo las grandes masas de hielo de la isla.

Concretamente, recoge el artículo de la citada revista, que la tasa de pérdida de hielo ha aumentado desde los 3,8 billones de toneladas por año en 1990 a los 254 billones de toneladas por año en la última década. Esto es, un incremento siete veces mayor en tres décadas. «Mucho más rápido de lo esperado», precisan los autores del estudio.

El problema del deshielo es, a todas luces, su principal consecuencia: la crecida de las aguas. La subida del nivel del mar sería de este modo superior a la prevista por la ONU en su Panel de Expertos Intergubernamentales en Cambio Climático. Estos señalaron en 2013 que, de no revertirse la tendencia actual de calentamiento global con medidas contundentes, en el año 2100 el nivel del mar subiría 60 centímetros y que 360 millones de habitantes el planeta estarían expuestos a inundaciones. Ahora, con los últimos cálculos, esta crecida sería de 7 centímetros más. ¿Parece poco? Si se ponen en contexto los datos, en absoluto. Según los cálculos de los científicos de la ONU, cada centímetro de subida equivale a seis millones de personas más expuestas a inundaciones en zonas costeras de todo el planeta.

Temas

Comentarios

Lea También