Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ciudadanos busca ahora cómo sobrevivir sin Rivera

La sustituta ‘natural’ es Inés Arrimadas, aunque el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, se plantea optar al liderazgo

ALICIA LÓPEZ

Whatsapp
Inés Arrimadas, la noche del pasado domingo. FOTO: EFE

Inés Arrimadas, la noche del pasado domingo. FOTO: EFE

Ciudadanos no esperaba un batacazo de las dimensiones del que se dio el domingo y tampoco que Albert Rivera lo dejara todo ayer abriendo paso a un cambio de rumbo en el partido, clave para su supervivencia, y que para muchos dirigentes tiene que ser liderado por Inés Arrimadas.

Los miembros de la Ejecutiva consultados no tienen dudas de que Arrimadas es el recambio «natural» para que el partido naranja pueda reponerse de un desastre «sin paliativos»

De momento, Arrimadas no se ha pronunciado sobre la posibilidad de postularse como presidenta de Cs, un cargo que podría tener también otros aspirantes porque según apuntan algunas fuentes naranjas, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, no ha descartado hacerlo y espera tener una conversación con la dirigente catalana para tomar una decisión.

Mientras que el núcleo duro de Rivera, entre ellos el secretario general, José Manuel Villegas, y los secretarios de Organización y Comunicación, Fran Hervías y Fernando de Páramo, guardaron ayer silencio, otros nombres destacados hablaron para apremiar a pasar página y poner en marcha la recuperación del partido.

Juan Marín, vicepresidente de Andalucía y uno de los barones de Cs, hizo hincapié en que ahora lo urgente es «rehacerse», una opinión parecida a la del jefe de la delegación europea, Luis Garicano, para quien el proyecto de Ciudadanos, «de centro reformista y que una a los españoles es más necesario que nunca».

Solo otro de los barones, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, se atrevió a criticar abiertamente la estrategia de Cs al afirmar que el principal error ha sido no haber sido «útil» a los españoles y que ahora lo que toca es ver cómo puede ayudar Ciudadanos a que España salga de esta situación de inestabilidad política que vive.

Una vez que Rivera, después de trece años al frente de un partido que nació con él, se ha echado a un lado, lo más inmediato es que el Consejo General de Ciudadanos tome provisionalmente el control de la formación hasta el nombramiento de una gestora, lo que se hará en un cónclave que se convocará previsiblemente en dos semanas.

Esa gestora, tal como prevén los estatutos del partido, será la que tome las decisiones del día a día hasta la convocatoria de una Asamblea General extraordinaria para elegir al sucesor de Rivera y la nueva estrategia política.

Temas

Comentarios

Lea También