Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Conseguir financiación para emprender es misión imposible?

"Ha habido un frenazo importante en la inversión en startups tecnológicas en España".

Redacció

Whatsapp
¿Conseguir financiación para emprender es misión imposible?

¿Conseguir financiación para emprender es misión imposible?

La frase corresponde a una de las figuras más visibles del ecosistema emprendedor del país,  Luis Martín Cabiedes, de Cabiedes & Partners.

Fue un tema candente en el salón MiEmpresa de 2016, donde Christopher Pommerening y Aquilino Peña estuvieron de acuerdo con el diagnóstico.

El debate resultó profético, porque sólo unos meses después, a los cinco días de formarse gobierno, la línea Enisa para empresas con base tecnológica sufrió el mayor recorte de su historia, ni más ni menos que una reducción del 91%.

Así, la dotación total de Enisa para ese año se quedó 82,6 millones.

Este dato es especialmente sensible a la luz de los datos del informe de Ascri sobre la inversión en Startups: los organismos públicos de financiación (entre los que se enmarca Enisa) aportan sólo un 18% de la inversión en la categoría.

La conclusión inequívoca es que este tipo de ayudas son especialmente críticas en las primeras rondas de financiación de las startups. Y es aquí donde, si buscas financiación, seguramente se te hayan puesto los pelos un poco de punta.

El ecosistema no se pone de acuerdo

En raíz de esta situación han aparecido dos posturas enfrentadas en el sector.

En Medium, Javier Escribano (Manager de Producto en OnTruckcom y Cofundor de TouristEye) cargaba tintas contra este tipo de ayudas. El título de su artículo es muy descriptivo de su opinión:

Startups, es hora de matar a ENISA y CDTI

En su opinión, este tipo de ayudas son muy poco transparentes y en un alto porcentaje deficitarias.

Siguiendo con su artículo, estas líneas deberían sustituirse por un modelo como el israelí, donde el dinero estatal se invierte en fondos de inversión para que estos, a su vez, lo reeinviertan aprovechando su experiencia en el ecosistema.

La visión contraria se resume perfectamente en un artículo de Diego Soro (CEO y fundador de Fundea) con un título tan evocativo como el anterior:

Startups, porqué SI es necesario Enisas y CDTIs

En su artículo, critica con bastante dureza los principales argumentos de Escribano rebatiéndolos prácticamente uno por uno.

Concluye dando su opinión sobre cómo deberían reformarse estas ayudas para que fueran más eficientes, haciendo hincapié en simplificar procedimientos de solicitud, aumentar la inversión en las fases más iniciales y mejorar el seguimiento de los proyectos invertidos.

Cómo solicitar una ayuda de este tipo

Evidentemente, el debate seguirá evolucionando en un sector tan dinámico como el de las startups, y otros emprendedores, inversores y agentes del sector seguirán brindando su opinión intento hacer un ecosistema mejor.

Las dos posturas sobre qué debería hacerse con este tipo de ayudas en un momento en el que se están recortando se complementan genialmente con posts como el de Tomás Santoro, emprendedor y CEO en SumaCRM.

En este artículo de su blog cuenta con pelos y señales cómo solicitó y terminó accediendo a un crédito Enisa.

Incluso presenta para su descargar los documentos que presentó para lograr la ayuda para que los emprendedores en búsqueda de financiación que quieran solicitarla puedan valerse de ellos.

En definitiva, posturas variadas en un tema que seguro, en el salón MiEmpresa de este año vuelve a salir a la palestra.

 

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También