Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"El mejor homenaje a la Constitución sería su reforma"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, celebra las cuatro décadas del texto constitucional con un acto en la Moncloa con jóvenes llegados desde todo el país

EFE

Whatsapp
Santiago Salgado, de Lleida, que acudió a la Moncloa en silla de ruedas, dijo que con Franco sería impensable que alguien como él fuera a la sede de la Presidencia del Gobierno.  FOTO: EFE

Santiago Salgado, de Lleida, que acudió a la Moncloa en silla de ruedas, dijo que con Franco sería impensable que alguien como él fuera a la sede de la Presidencia del Gobierno. FOTO: EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, consideró ayer que el mejor homenaje que se puede rendir a la Constitución con motivo de su 40 aniversario que se celebra hoy es abrir el debate sobre su reforma.

Sánchez lanzó este mensaje en su intervención en el acto que presidió en el Palacio de la Moncloa con más de medio centenar de jóvenes de toda España que este año han cumplido su mayoría de edad y en el marco de los actos conmemorativos de las cuatro décadas del texto constitucional.

El jefe del Ejecutivo recalcó que, «además de una necesidad», la reforma de la Constitución es «el mejor homenaje» a este texto y una oportunidad para abrir un gran debate sobre el futuro de España en el que los jóvenes tengan una especial participación.

Para él, una reforma constitucional para adaptarla al siglo XXI podría garantizar más décadas de progreso y afrontar con más eficacia los problemas que tienen los jóvenes, y pidió a los partidos ser igual de «ambiciosos y generosos» que en 1978.

El presidente del Gobierno recordó que hace 40 años la sociedad española aspiraba a progresar económicamente sin dejar a nadie atrás, entrar en Europa, cohesionar territorial y socialmente el país y modernizarlo. Todo eso «y mucho más» cree que se ha conseguido, pese a «imperfecciones y errores».

«Fuimos muy ambiciosos y conseguimos como país lo que nos propusimos», añadió antes de recordar problemas que vivía España mientras se negociaba la Constitución como el desempleo, la inflación, un evidente malestar social en las calles y la presencia de una ETA «que mataba indiscriminadamente».

Una lección para hoy

También citó la existencia de una «ultraderecha nostálgica» para nombrar a continuación el asesinato de los abogados de Atocha en 1977. Pero ese momento de «extremada complejidad» se pudo superar porque la sociedad española anhelaba la democracia y no estaba dispuesta a consentir un retroceso histórico más. «Los partidos políticos entendieron el momento que vivía España y actuaron con generosidad», una de las lecciones más importantes que se pueden tener hoy presentes.

Los avances en materia de educación o en la igualdad real entre hombres y mujeres han venido demostrando, a su juicio, que se redactó una Constitución «de todos y para todos».

Sánchez explicó que algunos retos actuales se parecen a los de 1978, como el de la construcción europea, y en un momento, dijo, en el que «hay muchos dirigentes políticos que quieren replegarse y volver a crear fronteras».

Sánchez obsequió con un ejemplar de la Constitución a cada uno de los jóvenes. Varios de ellos elogiaron lo que representa este texto y dijeron sentirse representados en él, pero ven necesario realizar algunas reformas, como la relativa la sucesión a la Corona.

Temas

Comentarios

Lea También