Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El último cambio de horario será en octubre de 2019

Los países de la Unión Europea tienen hasta abril del año próximo para decidir si quieren mantener el horario de invierno o el de verano

EFE

Whatsapp
Un panel muestra horarios de ciudades europeas durante la rueda de prensa de la CE. FOTO: olivier hoslet/EFE

Un panel muestra horarios de ciudades europeas durante la rueda de prensa de la CE. FOTO: olivier hoslet/EFE

Para abril de 2019, los Estados miembros de la Unión Europea (UE) deberán enviar una notificación a la Comisión sobre si quieren mantener el horario de invierno o el de verano. En la consulta orientativa, el 56% de los encuestados se decantó por mantener todo el año el horario de verano, frente al 36% que prefirió el de invierno y un 8% que dijo no tener opinión sobre el tema. En España ganó la opción de mantener el horario veraniego (lo que significa que en invierno amanecerá y oscurecerá una hora más tarde).

Destacó la alta participación de países del norte de Europa con Alemania a la cabeza y una tasa del 3,79 % de su población, seguido de Austria (2,94 %), y el escaso impacto en el Reino Unido (0,02 %), Rumanía e Italia (ambos con 0,04 %), mientras que en España fue del 0,19 %.
La Comisión Europea (CE) confió ayer en la «racionalidad» de los países de la Unión Europea para decidir con qué horario quieren quedarse si sale adelante la propuesta comunitaria de abolir los cambios estacionales de hora para el año próximo.

«Cuento con la racionalidad de los Estados miembros, con que tomarán la mejor decisión», dijo la comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc, en una rueda de prensa para explicar la iniciativa, anunciada ya por el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker. La comisaria insistió en que la CE no propone «que toda la UE cambie» a uno u otro horario, sino que lo hagan «juntos al mismo tiempo». «Será una elección de cada Estado el decidir en qué zona horaria quiere estar», subrayó.

La propuesta de poner fin a los cambios de hora dos veces al año responde a los resultados de la consulta pública planteada por la CE más popular hasta la fecha, en la que 4,6 millones de europeos participaron y un 84 % se pronunció a favor de terminar con esa práctica. Uno de los principales argumentos de los encuestados para rechazar el cambio de hora fue su impacto negativo en la salud, según el comisario europeo para la Unión Energética, Maros Sefcovic, quien agregó que estudios recientes confirman que el ahorro de energía por cambiar los relojes es «marginal» si se compara con las políticas de eficiencia energética.

Aunque previamente había señalado que esa encuesta sobre el cambio horario no constituía un referendo, Bruselas le ha concedido el peso suficiente como para presentar con rapidez una propuesta legislativa que espera sea de aplicación ya en 2019. Consiste en suprimir los cambios de hora y que los países elijan si se quedan con el horario de invierno o el de verano, lo que podría implicar un profundo cambio en el mapa de horarios de la UE.

El último cambio obligatorio a la hora de verano tendría lugar el domingo 31 de marzo de 2019, momento a partir del cual los Estados miembros que quisieran volver a la hora de invierno podrían efectuar un último cambio el domingo 27 de octubre de 2019. A partir de esa fecha no se podrían realizar más cambios.La CE ya ha pedido a los Estados miembros que son vecinos que se coordinen para no perjudicar un funcionamiento coherente del mercado interior.

Temas

Comentarios

Lea También