Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Europa se congela

Una ola de frío polar procedente de Escandinavia deja 25 muertos y temperaturas de 30 grados bajo cero

Álvaro Soto

Whatsapp
Gente caminando junto al borde asiático de Estambul, que estos días está cubierta por una capa de nieve considerable. FOTO: EFE FOTO: EFE FOTO: EFE FOTO: EFE

Gente caminando junto al borde asiático de Estambul, que estos días está cubierta por una capa de nieve considerable. FOTO: EFE FOTO: EFE FOTO: EFE FOTO: EFE

Europa se está congelando por culpa de una ola de frío glacial. Masas de aire polar han descendido desde Escandinavia para dejar temperaturas inferiores a 20 grados bajo cero en el centro y este del continente. Lo peor es que 25 personas han perdido la vida (diez en Polonia y siete en Italia, los dos países con mayor número de fallecidos). La mayoría de ellos son mendigos a los que el frío sorprendió en la calle, pese a que las autoridades de varios países han habilitado centros de acogida, como por ejemplo ha ocurrido en Tirana, capital de Albania. En este país, en Grecia y también en algunos lugares de Rusia las autoridades han suspendido las clases.

Además, 12.000 residentes se quedaron sin calefacción en la localidad rusa de Krasnogorsk, donde los termómetros han llegado a estar en -25 grados y la administración local declaró la situación de emergencia mientras equipos de técnicos trabajan para reanudar el suministro de gas. La temperatura más baja del fin de semana se registró en otra ciudad rusa, Klin, donde estuvieron a 35,9 grados por debajo de cero. En Moscú alcanzaron los 29 grados negativos, la cifra más baja de un 7 de enero en cien años.

La ola de frío coincidió con la Navidad ortodoxa, que se celebra el 7 de enero. En Rusia, las autoridades pidieron a los ciudadanos que evitaran los desplazamientos largos, aunque el primero en desafiar las bajas temperaturas fue el presidente del país, Vladimir Putin, que se desplazó a la histórica ciudad de Veliki Novgorod, con 31 grados bajo cero, y asistió a la Misa del Gallo. Tampoco se amilanaron los fieles ortodoxos en el puerto albanés de Durres, donde mantuvieron la tradición de los baños con motivo de la Epifanía. En Roma, la fontana de Trevi y las fuentes de la Piazza Navona y de la Plaza Barberini se han helado.

Una vez más, los refugiados están en primera línea del dolor. En Lesbos, en el campo de Moria, las ONG denuncian que no tienen medios adecuados para calentarse. En el norte de Grecia, un migrante afgano de 20 años fue hallado muerto por el frío. Los pronósticos indican que la ola polar comenzará a remitir a partir de hoy, aunque en el este del Mediterráneo seguirán con temperaturas muy bajas unos días más.

Temas

  • PANORAMA

Lea También