Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fallecen dos bebés de diez meses en el incendio de una casa en Ontinyent

El padre de los niños fallecidos dice que hubo una deflagración en la casa. El Ayuntamiento ofrece una vivienda provisional a la familia

EFE

Whatsapp

Dos bebés de menos de un año, al parecer gemelos, fallecieron ayer en el incendio de una vivienda de la localidad de Ontinyent, en la comarca valenciana de la Vall d’Albaida. Fuentes de los bomberos informaron de que el siniestro se originó, por causas que todavía no han podido ser precisadas, alrededor de las 15 horas en un inmueble antiguo situado en el camino de la Moneda, en una zona aislada, a las afueras de la población.

A la llegada de los bomberos, el fuego estaba ya muy desarrollado y los funcionarios no pudieron evitar que la casa, de tres alturas, quedara completamente destruida.
Según fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, el inmueble era una construcción antigua con vigas de madera, que propiciaron una rápida propagación del fuego.

En la extinción del fuego han intervenido unidades de los parques de los bomberos de Ontinyent, Alzira y Xàtiva.

A consecuencia del incendio, fallecieron dos bebés de diez meses que se encontraban en el interior de la vivienda, mientras que los padres fueron trasladados a un centro hospitalario.

Una deflagración

El padre de los bebés fallecidos que fue atendido de quemaduras cuya gravedad no fueron precisadas pero que en todo caso se halla actualmente ingresado con pronóstico reservado, manifestó que hubo una gran deflagración antes de que las llamas arrasaran la vivienda, según indicaron fuentes de la Policía Local del municipio.
Las mismas fuentes señalaron que, según el relato del progenitor de los pequeños muertos, poco antes de las 15.00 horas el padre, que responde a las iniciales de A.C.B. y es de nacionalidad española, había salido de la vivienda para «cortar leña». En ese momento, y según su propio relato, vio como se producía esa deflagración, cuyo origen aún no se ha podido determinar.

La casa se encuentra en el camino de la Moneda, en una zona de chalet y casas aisladas a las afueras de la localidad.

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, mostró el apoyo del consistorio a la familia que perdió a los dos bebés y puso a su disposición una vivienda provisional, así como ayuda psicológica.

Fuentes municipales han informado de que el consistorio ha decretado dos días de luto oficial por la muerte de dos bebés, por lo que las banderas del Ayuntamiento ondearán a media asta desde ayer y hasta el domingo.

Temas

  • sucesos

Comentarios

Lea También