Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hacienda recibe un 50% más de declaraciones de la Renta en el primer día

La Renta refleja una recuperación con matices. Los ingresos subirán un 7,5% hasta los 7.350 millones. El número de declaraciones crecerá por primera vez en los últimos tres ejercicios
Whatsapp
En Tarragona se pagaron unos 184 millones en devoluciones de la renta durante el año pasado.  Foto: Lluís Milián

En Tarragona se pagaron unos 184 millones en devoluciones de la renta durante el año pasado. Foto: Lluís Milián

Más de 310.000 declaraciones presentaron los contribuyentes hasta las 19.00 horas de ayer, un 50% más que en el mismo tiempo del primer día de campaña del año pasado, según informa la Agencia Tributaria.

Estas declaraciones son borradores confirmados o declaraciones que han sido elaboradas con el programa de ayuda Padre. Además, se han recibido más de 1.020.000 solicitudes del servicio REN0 (que permite la obtención rápida del borrador y los datos fiscales), un 27% más.

El plazo de presentación de la renta termina el 30 de junio, tanto para las declaraciones a ingresar como a devolver, si bien en el caso de que en las declaraciones a ingresar se opte por hacer el pago mediante domiciliación bancaria el plazo de presentación acabará el 25 de junio. Las devoluciones se iniciarán el 9 de abril y la campaña presencial comenzará el 11 de mayo, al igual que la asistencia en oficinas.

 

El Gobierno se aferra

La campaña de Renta 2014 iniciada ayer es el último ejemplo al que se aferra el Gobierno para transmitir el mensaje de recuperación económica. Una afirmación que en este caso está amparada –aunque con matices– por las previsiones de la Agencia Tributaria y que recogen un incremento, aunque apenas sea del 0,1%, del número de declaraciones.

En concreto, espera que los contribuyentes realicen 19.275.000 este ejercicio, lo que significará el primer aumento de declarantes de los últimos tres años. Un avance fundamentado en la mejoría del empleo el año pasado. Pero sobre todo, la cifra que encarna esa reactivación económica está en el aumento un 7,47% de la estimación de ingresos por las declaraciones. Y es que esta subida no se produce por un cambio en los gravámenes del IRPF (la reforma fiscal se notará en la Renta del próximo ejercicio) sino por mayores ganancias de los contribuyentes, ya sean mediante rendimientos del trabajo, en menor medida, o del capital.

«Estamos ante la campaña de la recuperación», aseguró este martes Rufino de la Rosa, director del departamento de Gestión de la Agencia Tributaria durante la presentación de la campaña de este ejercicio. En su opinión, el aumento «moderado» de las declaraciones (apenas 21.000) después de dos años de caídas responde a las «mayores tasas de ocupación». Es decir, más personas trabajando equivale a más declaraciones presentadas.

Sin embargo, el leve aumento de las declaraciones también puede estar relacionado con la realidad del mercado laboral referida a la concatenación de contratos temporales. Y es que algunos contribuyentes de bajas rentas procedentes de varios pagadores se verán obligados a declarar si sobrepasan los 11.200 euros anuales o, si no llegan a ese mínimo, hacerlo igualmente para recuperar las retenciones efectuadas. De hecho, el propio De la Rosa reconoció esta realidad, aunque explicó que «no se ha cuantificado» su peso.

En cuanto al incremento de los ingresos en las declaraciones –que se elevan 511 millones de euros hasta los 7.350 millones– el responsable de la Agencia Tributaria explicó que en parte se debe a los «resultados positivos de las ganancias patrimoniales», en especial, de los fondos de inversión, cuyo incremento ascendió al 36%. Es decir, que esos mayores importes que los contribuyentes abonarán al fisco no se deberá mayoritariamente a mejoras en las rentas del trabajo –la moderación salarial impide enormemente esta circunstancia–, sino a mayores beneficios procedentes de rentas del capital.

 

10.550 millones a devolver

Además, la agencia estima que las declaraciones a devolver caerán un 0,93% hasta las 14,2 millones, mientras que las positivas crecerán un 2,22 hasta las 4,2 millones. De esta forma el organismo confía en devolver a los contribuyentes 10.550 millones, un 0,95% menos que el año anterior. Si se analizan las declaraciones según su forma, resulta que las presentadas de forma conjunta retrocederán un 1,92% hasta los 4 millones, mientras que las declaraciones individuales se incrementarán un 0,66% hasta los 15,2 millones.

De esta forma, el resultado neto de la campaña acumulará un déficit de 3.200 millones, lo que supone un 16,05% menos que el ejercicio anterior. En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, la Agencia Tributaria espera ingresar 949 millones (un 2,15% más). Además, el número de declaraciones también crecerá un 6,01% hasta las 190.000.

Una de las novedades de la campaña de este año es la agilización de los trámites. De hecho, los contribuyentes pueden presentar su declaración o confirmar su borrador desde este martes. Así, en las primeras diez horas habían realizado este trámite 70.000 personas, lo que supone un 46% más que el año pasado. Esto supone 500 borradores por minuto. Las declaraciones presenciales se inician el 11 de mayo y la campaña concluye el 30 de junio.

Además, las primeras devoluciones comenzarán mañana. Una rapidez lograda gracias a la unificación de la fecha de inicio para la presentación por internet tanto de borradores de IRPF como de declaraciones con el programa PADRE. Esta unificación, según la Agencia, supone un «sensible adelanto» de dos semanas en la presentación de las declaraciones, lo que implica también un adelanto del inicio de las devoluciones. Otra de las novedades es que la Agencia Tributaria proporcionará a los contribuyentes información relacionada con el destino de sus impuestos tanto en los borradores de la declaración como en los justificantes de presentación de la declaración.

 

Algunas exenciones

Una de las novedades normativas que incluye la campaña de Renta de este año debido a los decretos aprobados por el Gobierno es la exención de las ganancias patrimoniales procedentes de la dación en pago de la vivienda habitual o por la transmisión de vivienda realizada en ejecuciones hipotecarias siempre que el propietario no tenga otros bienes. Es decir, que no pagará por el beneficio fiscal de cancelar la hipoteca. Además, se introduce el límite de 180.000 euros para tributar por las indemnizaciones por despido realizadas a partir del 1 de agosto de 2014. También se permite que las pérdidas patrimoniales de más de un año derivadas de deuda subordinada o participaciones en preferentes se puedan compensar con las ganancias patrimoniales y el saldo positivo de los rendimientos del capital mobiliario.

Además, los trabajadores en el extranjero también pueden quedar exentos de tributación por los rendimientos percibidos con un límite máximo de 60.100 euros anuales y los emprendedores que el pasado año se animaron a poner en marcha una Sociedad Limitada Nueva Empresa pueden deducirse el 15% de las aportaciones realizadas, con un límite de 9.000 euros anuales. Esta deducción desaparecerá en 2015.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También