Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hacienda se fija en los deportistas

Cristiano Ronaldo deberá declarar ante el juez el 31 de julio en calidad de investigado por un presunto fraude fiscal de 14,7 millones  

Oscar Bellot-Amador Gómez

Whatsapp
José Mourinho, Pepe y Cristiano Ronaldo, en un entrenamiento en 2011 del Real Madrid. Foto: emilio naranjo/efe

José Mourinho, Pepe y Cristiano Ronaldo, en un entrenamiento en 2011 del Real Madrid. Foto: emilio naranjo/efe

Hacienda va a por todos. Sin excepción. Al menos es lo que parece deducirse de las últimas actuaciones de la Agencia Tributaria. 

Ayer se supo que José Mourinho también defraudó a Hacienda durante su etapa de entrenador del Real Madrid, en su caso 3,3 millones de euros, según denunció la Fiscalía Provincial de Madrid, que hace una semana fue la encargada de acusar ante la justicia a Cristiano Ronaldo de evadir 14,7 millones.

Representado tanto el técnico portugués como Cristiano Ronaldo por Jorge Mendes, que también es agente de otros cuatro futbolistas denunciados judicialmente por presunto fraude fiscal (Radamel Falcao, Angel Di María, Fabio Coentrao y Ricardo Carvalho), José Mourinho habría cometido dos delitos contra la Hacienda Pública en 2011 y 2012 por no haber declarado los ingresos procedentes de la cesión de sus derechos de imagen durante esos años.

Mourinho está acusado de evadir 3,3 millones a través de una estructura opaca

 Mourinho, actual entrenador del Manchester United, dirigió al Real Madrid entre 2010 y 2013, pero seis años antes de su llegada al club blanco, «con el objeto de ocultar sus derechos de imagen», creó una empresa llamada Kooper Services S.A., con sede en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas y, «con ánimo de obtener un beneficio ilícito», no declaró en España los 1,6 y 1,7 millones que le correspondían, respectivamente, por los ejercicios de 2011 y 2012.

Multa previa

El entrenador luso, que trasladó su residencia fiscal a Madrid al firmar el 31 de marzo de 2010 su contrato de trabajo con el equipo más laureado de Europa, ya tuvo que pagar una multa de 1,1 millones de euros, al reconocer que no había declarado sus derechos de imagen percibidos en 2011 y 2012. «No obstante, tras el acta de conformidad (firmado por Mourinho el 3 de julio de 2015), la Agencia Tributaria tuvo conococimiento «de que Kooper Services S.A. fue creada por el denunciante con el objeto de ocultar sus derechos de imagen y de que es titular del 100% de dicha sociedad a través de Kaitaia Trust, con sede en Nueva Zelanda, de la que también es fundador Mourinho y es beneficiario junto a su esposa e hijos», desveló ayer la Fiscalía. 

Cara a cara ante la jueza

También ayer se supo que Cristiano Ronaldo ya tiene día y hora para su cara a cara con la Justicia. Mónica Gómez Ferrer, titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Pozuelo de Alarcón, ha citado para el 31 de julio, a las 11.00, al delantero del Real Madrid, quien habrá de declarar en calidad de investigado por un presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros. 

La agencia tributaria rastrea posibles beneficios ilícitos entre la élite del deporte  

La Fiscalía acusa al luso de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 mediante la articulación de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, lo que supondría un incumplimiento «voluntario» y «consciente» de sus obligaciones fiscales. De acuerdo con la denuncia presentada por el Ministerio público el pasado 13 de junio, que se basaba en el informe de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), el portugués habría defraudado cerca de 1,4 millones de euros en 2011, 1,66 millones en 2012, 3,2 en 2013 y 8,5 millones en 2014. Entiende la magistrada, en el auto en el que cita al portugués, que los hechos hacen presumir la posible existencia de una infracción penal prevista y penada en los artículos 305 y 305 bis del Código Penal. 

Cristiano Ronaldo, que podría ser condenado a prisión y recibir una multa millonaria en caso de ser declarado culpable de los delitos de los que le acusa la Fiscalía, se enfrentará así al particular ‘vía crucis’ que amenaza con poner fin a su estancia en el Real Madrid, el club en el que milita desde 2009.

Temas

Comentarios

Lea También