Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

K-9 de Creixell parte hoy hacia Nepal para ayudar en las tareas de rescate

La URV Solidària sufraga los gastos para los cinco integrantes de la ONG que estarán hasta el día 6 de mayo. Hasta ayer a última hora no lograron pasaje para ellos, material y perros
Whatsapp
Varias personas inspeccionan los restos de un edificio derruido, en Bhaktapur (Nepal).  Foto: EFE

Varias personas inspeccionan los restos de un edificio derruido, en Bhaktapur (Nepal). Foto: EFE

Pere Frutos y Montse Carrizo, presidente y responsable logística de la ONG K-9 de Creixell, estaban exhaustos a última hora de la tarde de ayer. Desde que conocieron la magnitud del terremoto de Nepal (el epicentro está en la región de Pokhara, segunda ciudad del país, situada a 180 kilómetros de la capital, Katmandú) no han dejado de buscar la fórmula más rápida para poder llegar a la zona de la catástrofe.

La ONG nacida en Creixell y que actualmente tiene delegaciones en Portugal, Brasil y Argentina, acumula una vasta experiencia en catástrofes naturales y siempre se han activado para poder rescatar a personas atrapadas o, en su defecto, a cadáveres localizados por sus perros, adiestrados para estos trabajos.

La ONG viajará hoy por la mañana hasta Estambul, donde conectará con Katmandú con un vuelo de Turkish Airlines. Saldrán de Barcelona cuatro de los cinco componentes: David Mercadé, Marco Saraiba, Nuno Vieira y Reginaldo Aranda Neto. El quinto integrante vuela directo hasta la capital nepalí haciendo escala en París. En esta ocasión, el presidente y alma mater de la ONG no viajará. Pere Frutos, por motivos de salud, no puede arriesgarse ni exponerse en un país donde las condiciones son extremas. Será el primer viaje solidario que se pierda, muy a su pesar.

Estancia hasta el 6 de mayo

La idea es que K-9 Creixell esté en las labores de rescate hasta el día 6 de mayo. Esta es la previsión inicial, aunque en función de las circunstancias se podrá prolongar o acortar el viaje, admiten Frutos y Carrizo.

Una vez en Nepal, la expedición (con el material y los perros) será recibida en el aeropuerto por personal del centro nepalí de coordinación de emergencias y, una vez situados «nos pondremos a disposición de este centro para trabajar allá donde sea más necesario», explica Frutos.

El presidente de la entidad recuerda que «esta movilización sólo es posible gracias a Joan Fuster y por extensión a la URV Solidària. Ellos siempre se han puesto de nuestra parte en las últimas misiones y gracias a ellos podemos aportar nuestra experiencia y nuestra mano de obra allá donde haga falta», señala Frutos.

Ayuda altruista

A pesar de que hoy saldrán hacia Katmandú, más de 80 horas después de registrarse el primero de los seísmos, K-9 confía en que todavía puedan ayudar a encontrar personas que a día de hoy siguen en paradero desconocido.

Precisamente, una vecina de Barcelona –Lourdes Soro– se puso en contacto este fin de semana con la ONG porque ella tiene familia en Katmandú. En el mensaje, ella ha ofrecido a la entidad creixellense alojamiento para que puedan tener una base de operaciones si la requieren.

Más allá de la ayuda ofrecida por esta barcelonesa con familiares en Nepal, un camping de la zona (los responsables no dicen su nombre por no querer protagonismo) han entregado un generador para producir electricidad y trajes nuevos para que los voluntarios trabajen en las mejores condiciones posibles.

Un fin de semana de locos

Tras comprar los billetes con Turkish Airlines, ayer a última hora de la tarde, la ONG intenta olvidar un fin de semana perdido. Desde primera hora del sábado, Pedro Frutos y Joan Fuster intentaron buscar una conexión aérea para salir de inmediato hasta Katmandú. La mejor comunicación era con Qatar Airways, pero la compañía no aseguraba el equipaje y los perros en el mismo vuelo que las personas.

Las llamadas y los mails se multiplicaron a todas bandas con la esperanza de que hubiera una conexión rápida y con garantías. Ésta no se consiguió hasta ayer a última hora y la expedición confía en que estas horas perdidas no les perjudiquen en sus labores de rescate.

Paralelamente a la ONG tarraconense, un equipo de doce voluntarios de Bomberos Sin Fronteras viajó ayer a Nepal para la búsqueda y el rescate de las víctimas del terremoto.

Ocho de los bomberos son de Málaga y el resto provienen de Córdoba, Albacete, Alicante y Zarauz (Guipúzcoa) así como también les acompañan dos perros de la Unidad Canina de Bomberos Sin Fronteras, uno procedente de Málaga y el otro de Córdoba. Al igual que la expedición creixellense, las tareas de los bomberos será ayudar a buscar personas desaparecidas.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También