Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Catedral de Tarragona fue la mayor de la Península durante medio siglo

El templo catedralicio, construido en 1172 y con una nave central de 96 metros de largo, se vio superado poco después por el de Toledo

Joan Boronat

Whatsapp
Un momento de la presentación del volumen, que se celebró el miércoles en la capilla del Corpus Cristi. FOTO: DT

Un momento de la presentación del volumen, que se celebró el miércoles en la capilla del Corpus Cristi. FOTO: DT

Romanesque Cathedrals in Mediterranean Europe. Architecture, Ritual and Urban Context es un libro publicado recientemente que trata del arte románico en Europa, el cual incluye una parte significativa dedicada a la Catedral de Tarragona, editado por Gerardo Boto, de la Universidad de Girona, y Justin Kroesen, de la Universidad noruega de Bergen.

La presentación del volumen en Tarragona se hizo miércoles y estuvo organizado por el Museo Diocesano de Tarragona, que tuvo como escenario la capilla del Corpus Cristi de la Catedral; el marco idóneo «para la presentación de un libro de estas características, por su condición de recinto con fundamentos romanos, aula en el siglo XIII y antigua sala capitular», comentó Sofía Mata, directora del Museo Diocesano.

El libro responde a la iniciativa de Templa, que es un taller permanente de estudios medievales. Está constituido por investigadores de universidades, de museos y de archivos de diferentes procedencias, españolas y europeas, con especial relevancia en Catalunya, tal como explicó Marta Serrano, ante un público con presencia de directores de museos de la ciudad y universitarios.

Este estudio centrado en el arte románico, con especial incidencia en los templos catredralicios europeos, ha sido editado en lengua inglesa y según manifestó Justin Kroesen «no se contempla su traducción a otros idiomas». Su contenido, de alto interés, en lo concerniente a Tarragona «nos halaga que aporte descubrimientos, desde el estudio de nuestra Catedral», significó mosén Joaquim Fortuny, decano del Capítulo Catedral y vicario general del Arzobispado. A la vez, se anunció la edición de un nuevo libro, que complementará el actual, para dentro de un par de meses; aportación valiosa que probablemente desvelará algunas de las interrogaciones que todavía perduran acerca de la Catedral.


Preeminencia del templo
Gerardo Boto subrayó que el estudio aborda las circunstancias especiales que concurren en la Catedral de Tarragona, «uno de los focos de investigación preferentes por parte del grupo de especialistas», por su condición de Metropolitana de la antigua Provincia Eclesiástica Tarraconense, cuando en los siglos X al XIV abarcaba todo el valle del Ebro.

De ahí que el templo catedralicio tarraconense «requiere una atención monográfica», señaló Boto, donde se ha tratado de forma particular el aspecto arquitectónico, ceremonial y de modo empático el propio claustro. Esta construcción resulta impactante: «se impone por volumetría y dominio de la ciudad durante siglos». No obstante, «la connivencia de estilos hace que no sea muy favorable su posicionamiento en el ranking de catedrales medievales europeas», puntualizó Gerardo Boto.

Un dato a destacar, que recoge el libro: la Catedral de Tarragona, cuya nave central mide 96 metros de largo, en el momento de su construcción en 1172 y durante 50 años, fue la más grande de la Península Ibérica, por su aspiración de sede metropolitana y primada. Luego se vio superada por la construcción de la Catedral de Toledo.

Por su parte, Kroesen se refirió a la parte del libro que aborda las interminables estrategias que marcaron el proceso constructivo de las catedrales románicas en Europa y como, en algunos casos, éstas se vieron relegadas a segundos planos, por la preeminencia de otros templos construidos posteriormente.

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También