Más de Noticias

La Hospitalidad de la Virgen de Lourdes celebra mañana su fiesta

La jornada, que cuenta con varios actos, siempre es esperada con la máxima ilusión por enfermos, voluntarios y cuidadores

Joan Boronat

Whatsapp
El santuario de Lourdes es visitado anualmente por millones de personas de todo el mundo. FOTO: DT

El santuario de Lourdes es visitado anualmente por millones de personas de todo el mundo. FOTO: DT

Si bien la fiesta de la Virgen de Lourdes fue el pasado día 11, la Hospitalidat Diocesana de la Mare de Déu de Lourdes de Tarragona la celebra mañana, domingo. Es la cita anual de «la gran familia de Lourdes», señala Roser Garreta, la actual presidenta de la Hospitalidad, acerca de esta advocación mariana.

La jornada siempre es esperada con la máxima ilusión tanto por parte del colectivo de enfermos, como por el grupo de voluntarios y cuidadores. Para iniciar la jornada, juntos acudirán a la Catedral de Tarragona, para asistir a las once de la mañana a la misa presidida por el Arzobispo, Mons. Jaume Pujol Balcells. En el transcurso de la celebración los voluntarios, con más de cuatro años de servicio, formalizarán la promesa que los convierte en nuevos miembros titulares de la Hospitalidad.

Como viene siendo costumbre, a la salida de misa habrá un paseo por la ciudad, recorriendo las calles más céntricas, hasta llegar a la Plaza Imperial Tárraco, donde se encuentra el restaurante que los acoge para celebrar la comida de hermandad.

A todo esto, algunos de los miembros que componen la Junta de la Hospitalidad, junto con el consiliario diocesano, mosén Joaquim Gras, estuvieron el pasado fin de semana en el Santuario de Lourdes «para preparar el peregrinaje de este 2017, que se llevará a cabo del 8 al 12 de julio, en que se prevé tomen parte alrededor de 500 personas, entre enfermos, profesionales sanitarios, voluntarios y peregrinos. Una cifra similar a la de la anterior edición, pero inferior a años pasados por los problemas económicos, el paro…», subraya Garreta. Y es que como indica la presidenta, el coste del viaje y la estancia en Lourdes asciende a 295 euros por persona, pese a que, por ejemplo, el año pasado 5.600 euros fueron con cargo a la Hospitalidad «que no percibe subvenciones de ninguna institución y se nutre únicamente de las aportaciones voluntarias». Como es sabido, desde hace años el viaje se realiza mediante autocares asistidos y preparados para el transporte de viajeros en sillas de ruedas o literas, habida cuenta de los importantes problemas de movilidad que padecen muchas personas. No obstante, Roser Garrido apunta que «quizás, en un par de años, podamos fletar un tren, como se hacía antes del 2001, medio que permite compartir mejor el viaje entre todos».


El futuro está en los jóvenes
Las peregrinaciones para acompañar los enfermos a Lourdes son fruto de muchas complicidades «que desembocan en una experiencia única que engancha a todos, y ejemplo de convivencia», dice la presidenta. Añade que incluso se apuntan cuatro o cinco personas que disfrutan del tercer grado penitenciario, «que colaboran de maravilla».

La responsable de la Hospitalidad hace hincapié en «el fantástico grupo de medio centenar de jóvenes, muy implicados, que ponen de manifiesto su generosidad y amor hacia los enfermos». Colaboran con entusiasmo en las tareas logísticas, como el traslado de los enfermos, animan las celebraciones litúrgicas y todo tipo de actividades. Ellos mismos son quienes animan a otros jóvenes que sientan el deseo de llevar acabo alguna acción de voluntariado el próximo verano, que se apunten a la peregrinación de Lourdes «que es el mejor banco de prueba».

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También