La Junta prevé un goteo de casos de listeriosis hasta octubre

«Si se encuentran bacterias en un quirófano, ¿cómo no va a haberlas en mi fábrica?», dice el gerente de Magrudis

EFE

Whatsapp
El consejero de Sanidad de Andalucía, Jesús Aguirre, ayer en la reunión de la ministra de Sanidad. FOTO: Lerena/EFE

El consejero de Sanidad de Andalucía, Jesús Aguirre, ayer en la reunión de la ministra de Sanidad. FOTO: Lerena/EFE

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía prevé que el brote de listeriosis, que en esta comunidad ha afectado ya a 193 personas y ha causado la muerte de una anciana, entre en una fase de inflexión, pero con un goteo de casos hasta octubre.
El portavoz de la consejería para este brote, José Miguel Cisneros, confirmó el caso de un turista intoxicado, un ciudadano inglés que comió carne mechada contaminada en Huelva y fue atendido en París (ver despiece que acompaña esta información), y explicó que el domingo se registró un único nuevo caso, frente a los incrementos de los días anteriores.

De los afectados, hay 83 personas en hospitales públicos, de ellas 28 embarazadas, y tres en la UCI, y otros 25 en centros sanitarios privados, de ellos seis embarazadas y uno en la UCI, y se analiza si un aborto y otra muerte –la de un enfermo terminal de cáncer– están relacionados con el brote, según el portavoz, quien señaló que «lo más seguro» es que sea por la carne contaminada.

De las personas afectadas, 158 están en la provincia de Sevilla, diecisiete en Huelva, diez en Cádiz y cuatro en Málaga.

Largo período de incubación

En esta nueva fase de inflexión se prevé que haya nuevos casos porque el periodo de incubación es muy amplio, por lo que el portavoz insistió en que se consulte con los médicos en caso de sospecha, porque un diagnóstico inmediato permite su curación.
En este sentido, dijo que la «gran mayoría» de los afectados por el brote están en su casa o en los hospitales a la espera de recibir el alta en los próximos días.

La empresa Magrudis, que fabricaba la carne origen del brote de listeriosis, la elaboró en sus nuevas instalaciones sin avisar antes a la Junta de Andalucía de la ampliación de las naves y sin la inspección previa, según explicó el subdirector de Protección para la Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Peinado. El gerente de Magrudis, José Marín, ha asegurado que su fábrica de Sevilla tenía un protocolo de limpieza diario y ha declarado: «Si encuentran bacterias en un quirófano, ¿cómo no va a haber en mi fábrica?».

La defensa legal de la empresa Magrudis, por su parte, sostiene que un análisis previo hecho días antes del envasado de la comida confirmó la ausencia de la bacteria.

«Algo ha fallado»

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, admitió ayer de que «algo ha fallado» al declararse el brote de listeriosis en Andalucía porque, además, España es uno de los países más «exigentes» y «rigurosos» con la seguridad alimentaria. De esta forma se pronunció tras reunirse con los consejeros de todas las comunidades autónomas, entre ellos el andaluz, Jesús Aguirre, para analizar la situación actual de esta crisis alimentaria que ha hecho al Ministerio convocar cuatro reuniones de los máximos órganos de vigilancia, control y participación en los asuntos relacionados con la seguridad alimentaria próximamente.

Temas

Comentarios

Lea También