Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La ONU culpa a Israel y Hamás de la «tragedia» de Gaza

El enviado para Oriente Medio pide a todas las partes «contención» y la actuación de la comunidad internacional para «prevenir la guerra»

EFE

Whatsapp
Un palestino se enfrenta a soldados israelies, ayer en la ciudad de Ramala, en Cisjordania.  Foto: EFE

Un palestino se enfrenta a soldados israelies, ayer en la ciudad de Ramala, en Cisjordania. Foto: EFE

El enviado de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, aseguró ayer que «no hay justificación» para la «tragedia» vivida este lunes en Gaza y señaló a Israel y al movimiento islamista Hamás por su responsabilidad en lo ocurrido.

Mladenov, que intervino en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad sobre la violencia de ayer, recordó que Israel debe «calibrar el uso de la fuerza» y solo usar medios letales como último recursos.

«Debe proteger sus fronteras de infiltraciones y terrorismo, pero debe hacerlo de forma proporcionada e investigar, de forma independiente y transparente, cada incidente que ha llevado a la pérdida de vidas», dijo el diplomático.

«Hamás, que controla Gaza, no debe usar las protestas como tapadera para intentar colocar bombas en la valla y crear provocaciones, sus operativos no deben esconderse entre los manifestantes y poner en riesgo las vidas de civiles», añadió.

Mladenov recordó que la de ayer, con al menos sesenta personas muertas, fue la jornada más sangrienta en Gaza desde la guerra de 2014.

«Este ciclo de violencia en Gaza tiene que acabar, porque si no lo hace explotará y arrastrará a toda la región a otra confrontación mortífera», avisó.

Según el enviado de la ONU, la comunidad internacional debe actuar para «prevenir la guerra» y resolver la dramática situación de la población de la franja.

Mladenov pidió a todas las partes contención y dijo que está en contacto con distintos actores para tratar de evitar una escalada de la violencia.

En ese sentido, advirtió que no pueden justificarse discursos públicos de Hamás que señalan su intención de usar protestas para penetrar en Israel y llevar a cabo ataques.

«Vuelvo a subrayar que es fundamental que los civiles, particularmente niños, no sean atacados, utilizados como cubierta para actividades militares o puestos en riesgo de cualquier otra forma.

Funerales

Precisamente ayer, miles de gazatíes acudieron a los funerales de parte de los 60 palestinos muertos en las protestas del lunes contra el traslado de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén y por el día (ayer) de la Nakba.

Treinta y cinco de los fallecidos fueron enterrados el lunes y otros 25 fueron sepultados ayer, con vecinos y amigos transportando a los cementerios los cuerpos a hombros, envueltos en sábanas blancas como es tradicional en el Islam, además de en banderas verdes de Hamás, amarillas de Fatah o negras de la Yihad Islámica.

El más emotivo fue el entierro de la bebé de ocho meses Laila al Gandor, muerta esta noche por la asfixia producida por los gases lacrimógenos lanzados por el Ejército israelí contra las protestas, a las que la llevó su madre, de 18 años.

Por su parte, el Gobierno de Turquía aconsejó ayer al embajador israelí, Eitan Na’eh, que regrese a su país, en señal de protesta por la matanza de decenas de manifestantes palestinos en la Franja de Gaza.

El Ministerio de Exteriores en Ankara citó ayer al diplomático israelí y se le pidió que dejara Turquía por un tiempo, según la cadena turca NTV. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sugirió al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que no le de lecciones de moralidad, después de que ayer calificara de «Estado terrorista» a Israel.

Temas

Comentarios

Lea También