Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La banca eleva a 4.500 millones el coste de devolver las cláusulas suelo

Sabadell y CaixaBank aumentan sus provisiones (313 y 110 millones respectivamente) y Popular las recorta

José María Camarero

Whatsapp
Miembros de Adicae en una protesta en abril de 2016 para pedir la retroactividad de las cláusulas suelo. FOTO: EFE

Miembros de Adicae en una protesta en abril de 2016 para pedir la retroactividad de las cláusulas suelo. FOTO: EFE

Con la puesta en marcha del mecanismo por el que se obliga a la banca a ofrecer una respuesta rápida a los clientes que reclamen por sus cláusulas suelo, las entidades bancarias han revisado el coste que este reintegro les puede suponer a sus cuentas de 2016, que precisamente presentarán en los próximos días. En todos los casos, las consecuencias no son las mismas, aunque, en general, esta actualización supone asumir un impacto mayor del que habían calculado inicialmente. En su conjunto, la factura que podría tener que asumir el sector superaría los 4.500 millones, frente a los 4.200 estimados inicialmente por el Banco de España.

Las cifras se mueven en un entorno volátil, porque son muchos los matices que cada entidad aporta a la hora de ofrecer estos cálculos, después de que ayer actualizaran ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) las cuantías que tendrían que abonar, o que provisionar, para hacer frente a este conflicto.

En el caso de Sabadell, asume un coste máximo de 490 millones si tuviera que aplicar la retroactividad de los suelos en sus préstamos, aunque el banco insiste en que estas cláusulas «no han sido anuladas definitivamente por sentencia firme». La anterior previsión que había calculado el grupo presidido por Josep Oliu databa de finales de 2014, cuando en un folleto sobre emisiones estimó en 177,4 millones ese gasto.

En el caso de CaixaBank, ha elevado las provisiones que tiene que realizar hasta los 625 millones de euros, frente a los 515 millones que auguraba hasta ahora. Estas reservas de dinero se sumarían a los 750 millones que tendría que costear como impacto en sus cuentas tras el fallo del Tribunal de Luxemburgo, aunque desde del grupo confían en que no se alcance esta cifra. En total, asumirá una cuantía de 1.265 millones.

También ha modificado sus cálculos Popular, aunque lo ha hecho a la baja. Esto es, frente a las provisiones anunciadas de 334 millones, que se sumarían a los 305 ya dotados, finalmente se guardarán unos 229 millones. Desde el banco aclaran que se trata de una «reformulación» de sus cuentas. Este cambio podría estar provocado, entre otras causas, por una previsión más acotada de las devoluciones o una estimación de que no llegarían tantas reclamaciones a las sucursales gracias a los acuerdos extrajudiciales. En el resto de entidades han mantenido sus previsiones.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También