Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La justicia iraquí ordena detener al comité del referéndum kurdo

Los organizadores de la consulta dicen que la orden «no tiene importancia» para ellos
Whatsapp
El referéndum de independencia del Kurdistán se celebró el 25 de septiembre y ganó el ‘sí’. FOTO: Messara/EFE

El referéndum de independencia del Kurdistán se celebró el 25 de septiembre y ganó el ‘sí’. FOTO: Messara/EFE

Un tribunal iraquí ha emitido una orden de arresto contra el presidente y los miembros del Alto Comité para el Referéndum de independencia de la región autónoma del Kurdistán iraquí, que se celebró el pasado 25 de septiembre a pesar del rechazo de Bagdad y del Tribunal Supremo de Irak.

El portavoz del Consejo Supremo de Justicia, el juez Abdelsatar Birqadar, explicó en un comunicado que «la orden fue emitida en respuesta a una denuncia presentada por el Consejo de Seguridad Nacional, tras la celebración de la cita electoral haciendo caso omiso de una orden (de suspensión) del Tribunal Supremo». Birqadar agregó que la decisión se tomó de acuerdo al artículo 329 de la Ley de sanciones. Esta orden se produce un día después de que el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, asegurase que no debatiría con nadie sobre el referéndum celebrado en la región autónoma del Kurdistán iraquí ni dialogaría.

En una rueda de prensa en Bagdad, el gobernante iraquí agregó que no se puede estar «con los brazos cruzados ante los intentos de deshacer la unidad del país, porque esto conducirá a más problemas», en alusión a la consulta de autodeterminación del 25 de septiembre.

El comité electoral kurdo consideró por su parte que esa orden de arresto representa «una decisión política, sin importancia sobre el terreno», según afirmó en un comunicado el presidente del organismo, Handren Mohamed. Precisó que «esta decisión es la misma que otras del consejo de liderazgo de la revolución en la época del (exgobernante) Partido al Baaz, que ya se acabó». «No tiene ninguna importancia para nosotros», reiteró.

Este plebiscito ha sido rechazado por la comunidad internacional y tanto Bagdad como los países vecinos –Irán y Turquía– han tomado severas medidas contra la región, que goza de una autonomía desde la Constitución de 2005, en la que Irak es definido como un Estado federal.
La medida más polémica hasta el momento ha sido la suspensión de los vuelos internacionales con origen o destino en los aeropuertos kurdos de Erbil, capital regional, y Suleimaniya.

Hace tres días, el presidente kurdo, Masud Barzani, se reunió con el jefe del Parlamento iraquí, Salim al Yaburi, en la ciudad de Saladino, donde hicieron un llamamiento para «calmar la situación política» y recurrir al «diálogo con una agenda abierta».

Temas

Comentarios

Lea También