Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Tratamiento

La mitad de pacientes de cáncer son tratados en exceso al final de su vida

Para hacer frente a ello, los expertos explican que habría que potenciar las unidades de cuidados paliativos

EFE

Whatsapp
El doctor Guillén reconoce que los oncólogos reciben «mucha presión» de demanda de tratamiento por parte de los pacientes. FOTO: THINKSTOCKPHOTOS

El doctor Guillén reconoce que los oncólogos reciben «mucha presión» de demanda de tratamiento por parte de los pacientes. FOTO: THINKSTOCKPHOTOS

Más de la mitad de los pacientes con cáncer reciben un uso excesivo de tratamientos como quimioterapia en los tres últimos meses de vida, en contra de las normas de calidad asistencial, según el presidente de la Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología (ECO), Vicente Guillén. Una cifra que habría que disminuir como ya se está haciendo en hospitales de California, donde se ha establecido que no se puede pasar de un 15% de pacientes tratados con quimioterapia en la fase final de la vida, ha señalado Guillén. Este es uno de los temas que se va a tratar en el primer Congreso de Calidad en Oncología que se celebra en España, organizado por Fundación ECO, con el Aval de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés), que reúne a más de 200 expertos. El doctor Guillén ha reconocido que los oncólogos reciben «mucha presión» de demanda de tratamiento por parte de los pacientes y sus familiares «y a veces no es sencillo decir que no disponemos de ninguna terapia efectiva. Es una situación tremendamente dura».

Por ello, «a veces» tienden «a hacer un abuso de tratamientos oncológicos» y para hacer frente a ello habría que potenciar las unidades de cuidados paliativos, ha indicado.

Experiencias

En ello trabajan ya algunos de seis hospitales españoles que han recibido la certificación de calidad de ASCO, denominada QOPI: Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, Hospital Universitario General de Valencia, Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Instituto Valenciano de Oncología (IVO), Hospital Central de Asturias y Fundación Jiménez Díaz (Madrid).

Más de 25 centros han realizado ya el programa de autoevaluación de ASCO, el 90% de los cuales «pasaron con nota» la prueba «por encima de la media de los hospitales americanos», ha subrayado este oncólogo. De ellos, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y el Virgen de la Arraixaca de Murcia están pendientes de certificación que, según el doctor Guillén, «van a obtener».

La oncología española está a la par de la americana en cuanto a calidad asistencial «sin ninguna duda», ha afirmado. Aunque definir la calidad asistencial es difícil, para Guillén se trata de «hacer lo adecuado, a las personas adecuadas y en el momento adecuado», siempre teniendo como centro de atención al paciente.

Ha advertido que mejorar los procesos de calidad da seguridad a los pacientes y puede llegar a mejorar el pronóstico de la enfermedad.

Temas

Comentarios

Lea También