Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La muerte de Julen pudo ser un homicidio imprudente

Así se desprende del auto de la magistrada que instruye el caso, que apunta al dueño de la finca

A. Frías

Whatsapp
Imagen de los trabajos de excavación que se realizaron. Foto: EFE

Imagen de los trabajos de excavación que se realizaron. Foto: EFE

La jueza da la investigación por concluida. Así se desprende un auto emitido por la magistrada, quien concluye que el dueño de la finca habría cometido un delito de homicidio por imprudencia grave ya que, entre otros aspectos, fue él quien dejó abierto el pozo por el que se precipitó el menor de dos años el 13 de enero de 2019.

La jueza ha dado por concluida la fase de instrucción y ordenado que sigan las actuaciones contra el dueño de los terrenos. Ahora da un plazo de diez días a las partes para solicitar la apertura del juicio oral o bien pedir el sobreseimiento de la causa. Con la provisionalidad de la fase procesal en la que se encuentra el caso la jueza realiza un relato de los hechos acontecidos en relación a la muerte del niño. Lo hace tras un análisis de las pruebas practicadas, como son las declaraciones de las diferentes partes o la autopsia.

Al respecto, la magistrada explica que el dueño de la finca dejó al descubierto el agujero del pozo en el que, días después, el niño se precipitaría. Comenzaba tras ello uno de los  rescates más mediáticos de la historia de España. Las tareas se prolongaron hasta el 26 de enero, cuando se consiguió rescatar el cuerpo sin vida de Julen.          

Temas

Comentarios

Lea También