Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La población extranjera aún sube en Tarragona y cae con fuerza en Reus

La mayoría de ciudades de la demarcación pierden residentes de nacionalidad extranjera. Sólo la capital, Tortosa, Torredembarra, Valls y Vila-seca todavía registran leves incrementos
Whatsapp
Los extranjeros han crecido en la ciudad de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Los extranjeros han crecido en la ciudad de Tarragona. Foto: Lluís Milián

El número de personas de nacionalidad extranjera que viven en nuestros municipios se mueve a la baja. Al inicio de 2014, en las comarcas de Tarragona residían 3.281 extranjeros menos que un año antes. El 71% de bajas fueron de personas que salieron del país, bien de regreso a sus tierras de origen, bien porque siguieron su periplo migratorio hacia otros lugares. El 29% restante corresponde a variaciones residenciales dentro de España.

Tarragona es la única ciudad que mantiene un balance demográfico de población extranjera claramente al alza, con 228 empadronados más respecto al cierre de 2012, aunque esta cifra está muy lejos de los incrementos que se registraban en los años del boom migratorio. Otras ciudades como Tortosa, Valls, Vila-seca y Torredembarra aún mantienen saldos positivos, pero por escaso margen. Estos son los datos que se desprenden de la Estadística de variaciones residenciales correspondiete al cierre de 2013, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de las altas y bajas en los padrones municipales de habitantes motivadas por cambios de residencia.

Por contra, el resto de las 15 mayores ciudades de la demarcación presenta ya saldos de llegadas y salidas de extranjeros claramente negativos. Destaca el caso de Reus, que a lo largo de 2013 perdió un total de 1.077 residentes de nacionalidad extranjera. Porcentualmente, aún son más significativos los descensos en municipios de mucho menor tamaño como Alcanar (-441), Deltebre (-259) o Cunit (-208). Yla tendencia a la baja también es evidente en Amposta, Salou, Cambrils, Sant Carles de la Ràpita, El Vendrell o Calafell.

 

Más movilidad masculina

Pese a estos datos, la movilidad de personas extranjeras sigue siendo alta, aunque el resultado final refleje balances negativos. Así, por ejemplo, en la ciudad de Tarragona, a lo largo de 2013 se produjeron 2.702 altas de personas de otras nacionalidades, compensadas por 2.474 bajas. Por su parte, durante el mismo periodo llegaron a Reus 1.656 extranjeros y se fueron 2.533.

Entre las llegadas, predominan los hombres sobre las mujeres, aunque la cifra está bastante equilibrada, mientras que las bajas reflejan que se van bastante más hombres que mujeres. Así, de las 15.171 altas de extranjeros registradas en el conjunto de la provincia de Tarragona en 2013, 8.014 fueron hombres y 7.157 mujeres. Por contra, las 18.452 bajas correspondieron a 10.439 hombres y 8.013 mujeres.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También