¿La vacuna contra la tuberculosis funciona para la Covid?

Según la compañía, esta vacuna, denominada Ruti, ha demostrado capacidad para activar una respuesta amplia del sistema inmune que va más allá de su especificidad contra el bacilo de la tuberculosis

EFE

Whatsapp
Imagen de archivo. EFE

Imagen de archivo. EFE

La biotecnológica Archivel Farma ha creado una nueva compañía, Immuni Therapeutics, para desarrollar una vacuna, inicialmente diseñada para la tuberculosis, que permita combatir infecciones víricas como la COVID-19, y ha abierto una ronda de financiación de 2 millones para llevar a cabo este proceso.

Según la compañía, esta vacuna, denominada Ruti, ha demostrado capacidad para activar una respuesta amplia del sistema inmune que va más allá de su especificidad contra el bacilo de la tuberculosis.

Archivel Farma cree que este fármaco podría ser la base de vacunas antivíricas de amplio espectro y de primer recurso contra infecciones nuevas.

Para demostrar la validez clínica de esta vacuna y preparar el marco regulatorio y la capacidad productiva, Archivel otorgará una licencia exclusiva de la vacuna a la nueva compañía para su desarrollo.

La inversión inicial requerida en este proceso es de 2 millones de euros y para conseguirlos Immuni Therapeutics ha abierto una ronda de financiación dirigida a inversores privados, incluyendo la plataforma de inversión Capital Cell.

Con esta inversión, asegura la compañía, se podrán financiar hasta tres ensayos clínicos de eficacia en diferentes países y aumentar la capacidad de producción de la vacuna, que actualmente es de 2 millones de unidades anuales.

Archivel Farma es una empresa biotecnológica fundada en 2005 en Barcelona que trabaja en el desarrollo de la vacuna Ruti, un producto biológico ideado por el doctor Pere Joan Cardona, del Institut d'Investigació Germans Trias i Pujol, para tratar la tuberculosis, especialmente la resistente a los antibióticos, y otras enfermedades susceptibles de intervenciones inmunomoduladoras.

Temas

Comentarios

Lea También