Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las mujeres han de trabajar 88 días más que los hombres para cobrar lo mismo

La brecha salarial se incrementa a medida que aumenta la edad de las trabajadoras

Colpisa

Whatsapp
FOTO: ALBA MARINÉ

FOTO: ALBA MARINÉ

La brecha salarial entre hombres y mujeres en España llega al 24%, según los datos de la última Encuesta Anual de Estructura Salarial, referidos al ejercicio 2013, recogidos por UGT en el informe ‘Igualdad salarial, un objetivo pendiente’. Se trata de la brecha más alta en seis años, por lo que las mujeres tendrían que trabajar 88 días más que los hombres para cobrar lo mismo. Esta diferencia salarial se debe fundamentalmente a que las mujeres se concentran en los tramos de salarios más bajos. El 67% de los cerca de dos millones de trabajadores que perciben salarios iguales o por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) son mujeres. La presencia de las mujeres «va disminuyendo según se incrementan los salarios», explicó la secretaria de Igualdad de UGT, Almudena Fontecha, en la presentación del informe. Fontecha destacó que, si a los 88 días más que las mujeres tienen que trabajar para ganar el mismo salario se suman los 91 días más de trabajo no remunerado que realizan, el resultado es que las mujeres en España trabajan «179 días gratis. Casi la mitad del año».

Según el informe, la brecha salarial para mujeres con jornada a tiempo completo es del 14,60% y de un 8,48% para las trabajadoras con jornada a tiempo parcial. Las mujeres con contrato indefinido tienen una diferencia salarial de un 25,66%, que es del 10,38% en los contratos de duración determinada. El trabajo femenino predomina en determinados sectores, como el de servicios, donde la brecha alcanza el 35,19%; en actividades administrativas, con una diferencia en sueldos del 33%; actividades científicas, con un 30,73%; o el sector sanitario, que tiene un millón de asalariadas, con una brecha del 29,48%.

En las categorías profesionales menos cualificadas, el 80% de los trabajadores son mujeres y soportan una brecha salarial del 30,4%. Esto no significa necesariamente que las mujeres no tengan cualificación, sino que en muchos casos en realidad están sobrecualificadas pero no han encontrado otro empleo. La brecha salarial crece a medida que aumenta la edad de las trabajadoras. A partir de los 30 años, no deja de incrementarse hasta la edad de jubilación.

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También