Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Emmy se rinden al poder de 'Juego de tronos'

Los dragones, las batallas épicas, la magia y la fantasía se llevaron 12 estatuillas, incluida la de mejor serie dramática

Agencias

Whatsapp
Parte del equipo de ´Juego de Tronos´ posa con algunas estatuillas logradas por la serie. Foto: EFE

Parte del equipo de ´Juego de Tronos´ posa con algunas estatuillas logradas por la serie. Foto: EFE

Game of Thrones, la gran serie del momento arrasó la madrugada del domingo al lunes en la 68 edición de los premios más importantes de la pequeña pantalla con doce reconocimientos, incluido el de mejor serie dramática.

Los dragones, las batallas épicas, la magia y la fantasía de Game of Thrones no sólo igualaron con doce estatuillas su propio récord, obtenido el año pasado, de la producción más galardonada en una sola edición, sino que además le sirvieron para superar a la legendaria Frasier como la serie más reconocida en total en la historia de los Emmy, al elevar el listón hasta los 38 galardones.

La serie inspirada en las novelas de George R.R. Martin fue la gran triunfadora de la velada junto a Veep, mejor comedia por segundo año consecutivo, y la miniserie The People v O.J. Simpson, que obtuvo nueve Emmys en una gala marcada por la reivindicación de la diversidad racial y sexual y en la que no faltaron los chistes y comentarios acerca de las ya cercanas elecciones estadounidenses.

El galardón al mejor actor dramático fue a parar a Rami Malek, el introvertido y huidizo pirata informático del thriller cibernético Mr. Robot, que se impuso a contrincantes de altura como Kevin Spacey (House of Cards) o Bob Odenkirk (Better Call Saul).

La sorpresa de la gala fue, tal vez, el Emmy a la mejor actriz dramática para Tatiana Maslany por Orphan Black, que se llevó un reconocimiento para el que sonaban con mucha fuerza intérpretes como Viola Davis (How to Get Away With Murder), Taraji P. Henson (Empire) o Robin Wright (House of Cards).

La nota negativa para Game of Thrones, que se llevó nueve galardones técnicos en los Emmy Creativos y sumó los de mejor serie, mejor guión y mejor dirección de una producción dramática, fue su nula representación en los premios de interpretación, a los que optaban en roles secundarios Peter Dinklage, Kit Harington, Lena Headey, Emilia Clarke y Maisie Williams.

Otra de las grandes vencedoras fue la serie limitada The People v O.J. Simpson, una producción muy querida por la crítica y que pasó como un vendaval por su categoría llevándose nueve premios, entre ellos, el de mejor miniserie, mejor actor (Courtney B. Vance), mejor actriz (Sarah Paulson) y mejor intérprete secundario (Sterling K. Brown).

Julia Louis-Dreyfus ganó su quinto Emmy consecutivo a la mejor actriz cómica por Veep, y en su discurso bromeó con que la serie comenzó como una sátira pero ahora, visto el clima político de Estados Unidos, parece un documental.

Temas

  • INTERNACIONAL

Comentarios

Lea También