Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los hijos del matrimonio asesinado viajan a Túnez para repatriar los cuerpos

Uno de los hijos, Agustí Cirera Sánchez, trabaja en el Ayuntamiento de Alcanar, que ayer se solidarizó con la familia
Whatsapp
Los dos hijos del matrimonio fallecido, ayer en el hospital de Túnez. Agustí Cirera es el de la derecha. Foto: EFE

Los dos hijos del matrimonio fallecido, ayer en el hospital de Túnez. Agustí Cirera es el de la derecha. Foto: EFE

El matrimonio de jubilados barceloneses formado por Antoni Cirera Pérez, de 75 años y Dolors Sánchez Rami, de 73, asesinados en el atentado terrorista de Túnez, realizaban un crucero turístico por el Mediterráneo regalado por sus hijos, uno de los cuales reside en Tortosa, para celebrar sus bodas de oro. El crucero MSC Splendida les llevó a Marsella, Génova, Roma, Palermo y Túnez.

Los dos hijos del matrimonio, uno de ellos el tortosino Agustí Cirera Sánchez, viajaron ayer a Túnez, para supervisar la repatriación de los cuerpos de sus padres, vecinos del barrio del Camp de l’Arpa de Barcelona.

Los hermanos fueron recibidos por el embajador de España en aquel país, Juan López-Dóriga, y por un equipo de psicólogos tunecinos. Posteriormente se trasladaron a la morgue del Hospital Charles Nicole, donde se encontraban los cuerpos de sus padres, para identificarlos.

Además, el Ministerio del Interior había enviado a Túnez a dos personas del equipo psicosocial de la Dirección General de Atención a Víctimas del Terrorismo para que atendieran y apoyaran a los familiares de los fallecidos. El Gobierno está acelerando los permisos y los protocolos para proceder a la repatriación, que podría realizarse hoy mismo.

Minuto de silencio

Decenas de personas participaron la mañana de ayer en un minuto de silencio a las puertas del Ayuntamiento de Alcanar en solidaridad con Agustí, que trabaja hace años como arquitecto técnico en el municipio del Montsià. Ante las puertas de consistorio se congregaron concejales del equipo de gobierno y de la oposición, además de trabajadores de la Brigada de Obras y Servicios, con quien el aparejador mantenía mucho contacto diario, además de vecinos.

Por respeto a la familia, los miembros del gobierno municipal declinaron hacer declaraciones A través de las redes sociales, el PSC de Tortosa y de las Teres de l’Ebre expresaron sus condolencias y su solidaridad con la familia.

Los vecinos del matrimonio fallecido les definieron como una pareja de «buena gente», vecinos de toda la vida, desde hace 45 años. Un hijo de Agustí en edad universitaria vivía con ellos en Barcelona.

Loli, la propietaria de la pescadería en la que el matrimonio acostumbraba a comprar, explicó a la agencia Efe que «a ella le hacía mucha ilusión este viaje, pero a él no le hacía tanta gracia pero iba para satisfacerla a ella». El matrimonio «eran buenos clientes, gente muy sencilla, les gustaba ir a pescar y a la montaña», añadió. «Era un viaje para celebrarlo, no para que acabe así», señaló.

En la capital catalana, representantes de todos los grupos municipales de Barcelona con el alcalde, Xavier Trias, a la cabeza realizaron un minuto de silencio por las dos víctimas mortales. Trias también transmitió su sentido pésame por las víctimas del atentado y afirmó que «la violencia sólo genera más violencia». El Parlament de Catalunya también guardó un minuto de silencio en repulsa por el atentado y solidaridad con la familia.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También