Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Medio centenar de médicos y enfermeras de Tarragona 'emigraron' en 2014

La precariedad laboral les impulsa a ir a trabajar al extranjero, donde los salarios son mejores. Los colegios profesionales lamentan que se pierdan especialistas cuya formación ha sido muy costosa
Whatsapp
Eduardo Ruiz señala una foto suya con unas enfermeras con las que trabajó en una hospital de Escocia. Estuvo cinco años en el Reino Unido. Foto: Joan Revillas

Eduardo Ruiz señala una foto suya con unas enfermeras con las que trabajó en una hospital de Escocia. Estuvo cinco años en el Reino Unido. Foto: Joan Revillas

Más de una treintena de médicos y una quincena de enfermeras de la demarcación de Tarragona solicitaron el año pasado la documentación necesaria para poder trabajar en el extranjero. La cifra se mantiene estable durante los últimos años de crisis.

La precariedad laboral que provoca que los contratos a los médicos o enfermeras sean no ya indefinidos sino de una mínima duración, el paro, las largas jornadas y los escasos sueldos fuerzan a profesionales altamente preparados a buscarse la vida en el extranjero, donde los salarios son bastante más altos y los contratos, en la mayoría de los casos, suelen ser indefinidos desde el principio.

El destino más habitual de los médicos y enfermeras es Gran Bretaña, que sufre un déficit de profesionales del sector sanitario (ver página 4) y en el que además los estudios de enfermería no son muy apreciados por el alto nivel de exigencia a cambio de salarios comparativamente inferiores a otras profesiones.

 

Los destinos

Tras Gran Bretaña, los profesionales sanitarios catalanes y españoles optan mayoritariamente por Francia –por la proximidad–, Irlanda y Alemania. También ‘emigran’ a Finlandia, Noruega y Suecia. Incluso hay ofertas muy cuantiosas económicamente en Arabia Saudí o los Emiratos Árabes Unidos. En las webs de los colegios de médicos y enfermeras de Tarragona se puede consultar el elenco de ofertas.

Según el vocal de médicos extranjeros del colegio de Tarragona, Carlos López Cortés, no sólo se van médicos recién licenciados sino también profesionales con una amplia experiencia. Aesos médicos «que son muy válidos, ya no los recuperaremos nunca porque las condiciones que les ofrecen son mejores».

Entre dichas condiciones están no sólo el salario del propio profesional sino trabajo para la pareja y facilidades para que los hijos se adapten en las escuelas. En el caso de los profesionales más jóvenes, se les proporciona una formación en el mismo centro sanitario donde luego podrán trabajar indefinidamente.

La presidenta del Col·legi Oficial d’Infermeres i Infermers de Tarragona, Cristina Díez, lamenta que las enfermeras catalanas, «que tienen una formación universitaria, van a trabajar a veces de auxiliares o menos».

 

20.000 empleos menos

Los recortes sanitarios han provocado que se hayan destruido 20.000 empleos en todo el Estado de enfermeras y enfermeros. De ahí que haya crecido la necesidad de encontrar un empleo. Aprovechando la coyuntura, han proliferado empresas de intermediación de dudosa credibilidad que ofrecen empleos ‘trampa’ donde las condiciones reales de trabajo no tienen nada que ver con las pactadas previamente.

Un ejemplo es Alemania. Según denunció el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, «Alemania es el paradigma de la sinvergonzonería porque hemos tenido datos escandalosos y ahora nuestra función es que se hagan las cosas de la mejor forma posible».

Para evitar tales prácticas –destaca Díez– el Consejo y el Grupo Eulen firmaron recientemente una alianza para paliar la precariedad laboral del sector. El colegio de enfermeras tiene colgadas en su web una serie de recomendaciones para evitar engaños.

Tanto el colegio de médicos como el de enfermeras alertan de que un alto número de profesionales se van a jubilar y que en pocos años quien sufrirá la carencia de profesionales serán Catalunya y España. Y ambos coinciden en el desperdicio de recursos que supone formar a un profesional que luego desarrollar su labor, y beneficiará con ella a la sociedad, en el extranjero.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También