Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nutrientes contra los estragos veraniegos

Remedios. Existen una serie de alimentos que ayudan a prevenir y curar los daños en el cabello, la piel y las uñas

Laia Baranera

Whatsapp
FOTO: Pixabay

FOTO: Pixabay

El verano es una época del año en la que nuestro cuerpo sufre por las constantes exposiciones tanto al sol como al agua. Zonas como el cabello, la manicura y, sobre todo, la piel son las más afectadas por los estragos de la época estival. Para evitar estos daños, debemos cuidarnos tanto en el exterior como en el interior. Aparte de proteger cada zona con los productos de belleza y cosmética que les corresponde, existen determinados alimentos que ayudan a cuidarse. El pelo es dañado por el contacto con el cloro de las piscinas y la sal del agua del mar; la piel se ve afectada por la constante exposición al sol y los rayos UV; y las uñas también sufren con el agua, ya que se ablandan y se estropean.

Por ello, la nutrición es clave en el cuidado del día a día. En este contexto, proponemos una selección de alimentos para complementar la dieta veraniega y que ayudan a combatir estas externalidades. Algunos de estos son el aguacate, el brócoli, la zanahoria, la miel, el chocolate, el plátano, la sandía, el melocotón, el tomate y el pepino.

Además de las saludables propiedades que contienen, son ingredientes de fácil incorporación en nuestra alimentación. Por ejemplo: un gazpacho, donde se incluye el tomate y el pepino; una tostada de aguacate, una macedonia con plátano, melocotón y sandía; un arroz con verduras, donde podemos incluir el brócoli y la zanahoria; una sencilla mousse de chocolate o también podemos aliñar cualquier ensalada con una vinagreta que contenga miel.

Como estamos en temporada de playa, muchas veces optamos por comer allí. La tortilla de patatas, la ensaladilla rusa o los bocadillos tienen competencia, ya que hay una gran variedad de tuppers saludables que contrarrestan los excesos en los que incurrimos en vacaciones además de que ayudan a nuestro bienestar digestivo.

Por ejemplo, para no deshidratarnos, podemos preparar una ensalada de sandía con un poquito de cebolla, pepino y una vinagreta de zumo de limón, cilantro, sal y pimienta. Por otro lado, un tupper perfecto para protegerse del sol es una ensalada con manzana roja, nueces, pasas y frutos rojos, cuyos antioxidantes aceleran la recuperación de la piel después de una larga exposición al sol. Además, podemos regarla con una vinagreta de miel, vinagre balsámico, sal, pimienta y aceite de oliva. Por último, una buena receta para compensar las comidas excesivas y las malas digestiones es una vichyssoise sin lactosa, la perfecta combinación de un plato frío y ligero para una comida en la playa. Para prepararla solo necesitamos manzana amarilla, puerros, caldo de pollo, leche sin lactosa, aceite, sal y pimienta. Con estos consejos, podremos disfrutar del verano con una rutina saludable.

Temas

Comentarios

Lea También