Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Peugeot-Citroën cierra la compra de Opel Europa por 2.200 millones

El gigante europeo PSA pasa a ser el segundo constructor de coches del continente, por detrás de Volkswagen

EFE

Whatsapp
Los responsables de General Motors, PSA Peugeot Citroën y Opel se dan la mano en la rueda de prensa. FOTO: C. PETIT

Los responsables de General Motors, PSA Peugeot Citroën y Opel se dan la mano en la rueda de prensa. FOTO: C. PETIT

El grupo automovilístico PSA Peugeot Citroen anunció ayer la compra al estadounidense General Motors (GM) de su filial Opel/Vauxhall en una operación de 2.200 millones de euros, que le convertirá en el ‘número dos’ del sector en Europa.

La compra se desglosa en la adquisición, por una parte, de Opel/Vauxhall por 1.300 millones de euros, y por otra la de la filial financiera de GM en Europa por 900 millones, precisó PSA en un comunicado.

PSA espera, gracias a esta adquisición con la que aumenta su cuota de mercado en Europa al 17 % (el pasado año su producción conjunta fue de 2,95 millones de vehículos), realizar 1.700 millones de euros de sinergias anuales de aquí a 2026, que en «una parte significativa» se deberían conseguir de aquí a 2020.

Unos ahorros que -subrayó el fabricante francés- «deberían contribuir a acelerar la recuperación de Opel/Vauxhall», en referencia a la delicada situación financiera de la empresa, que lleva 16 ejercicios consecutivos de pérdidas: 257 millones de dólares (unos 242 millones de euros) en 2016 después de los 813 millones de 2015.

En concreto, el nuevo propietario confía en que Opel/Vauxhall consiga un margen operativo corriente del 2 % de aquí a 2020 y del 6 % para 2026, además de generar un flujo de caja operativo positivo de aquí a 2020.

El presidente de PSA, Carlos Tavares, que manifestó su satisfacción por el compromiso con GM sobre Opel/Vauxhall, se comprometió a «continuar el desarrollo de esta gran empresa y a acelerar su recuperación».

La adquisición por 900 millones de euros de la filial financiera de GM en Europa, que da servicio a 1.800 concesionarios de 11 países, la llevarán a cabo PSA y el banco BNP Paribas con una participación del 50 % cada una.

Ese negocio había representado un flujo unos 9.600 millones de euros a finales de 2016, de los cuales alrededor de 5.800 millones financiados con depósitos o titulización.

La presidenta de GM, Mary T. Barra, señaló que para su empresa la cesión «constituye una nueva gran etapa en el actual desplegado actualmente para mejorar nuestra eficiencia y acelerar nuestra dinámica», antes de recordar que esa transformación les está permitiendo obtener «resultados récord y sostenibles para nuestros accionistas».

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También