Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rivera exige a Rajoy fecha concreta de investidura y le pone 6 condiciones

Rivera no ha concretado qué plazo dará a Rajoy para aceptar o no su oferta, pero le ha pedido que "cuanto antes mejor", porque "los tiempos no sobran".

EFE

Whatsapp
Rueda de prensa de Albert Rivera en el congreso

Rueda de prensa de Albert Rivera en el congreso

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha planteado hoy el presidente del PP, Mariano Rajoy, seis condiciones sobre regeneración democrática y lucha contra la corrupción para abrir unas negociaciones que podrían desembocar en un apoyo a su investidura, cuya fecha y hora le ha exigido que fije ya.

Rivera ha admitido que su partido está dispuesto a dar el sí en caso de que el PP suscriba los seis puntos de su oferta, después de que en las últimas semanas asegurara que no irían más allá de la abstención.

"Todo está abierto. Cuando digo todo, es todo. No va a uno a una negociación con el freno de mano puesto, sino para intentar llegar a un acuerdo. Y si llegamos a un acuerdo y se cumplen esas reformas y nuestras peticiones y condiciones, estamos abiertos a todo", ha asegurado Rivera en una rueda de prensa en el Congreso, en la víspera de la reunión que mantendrá mañana con Rajoy.

No obstante, el presidente de C's ha precisado que solo se trataría de un pacto de investidura, "no de un acuerdo de gobierno y mucho menos de entrar en un gobierno".

Rivera ha telefoneado a Rajoy para informarle de las seis condiciones acordadas hoy por la Ejecutiva de C's como gesto de "mínima deferencia" antes de la cita de mañana.

Las exigencias de C's pasan por que ningún cargo público imputado ocupe puestos en el Ejecutivo o se siente en escaños; la eliminación de los aforamientos y la entrada en vigor de una nueva ley electoral, que incluiría listas desbloqueadas, una mayor proporcionalidad de los sufragios y el fin del voto rogado.

El cuarto punto supone acabar con los indultos por corrupción política; el quinto, la limitación de mandatos a ocho años, y el sexto, la transparencia, según el cual ha de crearse una comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP o, en otras palabras, sobre el "caso Bárcenas", ha dicho Rivera.

Según Rivera, se trata de seis condiciones "sine qua non" para abrir una ronda de negociación con "un candidato a la investidura", no con "un no candidato".

Son requisitos de "regeneración" y "contra la corrupción", ha añadido, que debe asumir un Gobierno que, ha dicho, se caracteriza por "la falta de credibilidad". "Y como no confiamos en este Gobierno, debe suscribir las seis condiciones", ha insistido.

Aunque no forma parte de los seis puntos, Rivera ha mencionado también como "condición logística" fundamental que Rajoy acuda a la sesión de investidura y que, por tanto, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, cumpla con el mandato constitucional y concrete día y hora.

"Fecha, hora y votación", ha resumido Rivera en su comparecencia en el Escritorio del Congreso, que ha rodeado de solemnidad colocando las banderas de España y de la UE de fondo.

Rivera no ha concretado qué plazo dará a Rajoy para aceptar o no su oferta, pero le ha pedido que "cuanto antes mejor", porque "los tiempos no sobran".

En su opinión, el planteamiento hecho por C's puede contribuir a poner fin al desbloqueo político que se prolonga durante más de siete meses. Por ello, ha animado a Rajoy a "poner la llave en la puerta" y "tomarse en serio el cambio".

"El cambio, la unión y la estabilidad van de la mano. No hay estabilidad si no hay regeneración, y no habrá regeneración si no hay estabilidad y reformas", ha reflexionado.

Se ha mostrado convencido de que la mayoría de españoles y de los votantes del PP, y hasta los del PSOE, estarían dispuestos a suscribir los seis puntos.

"No estoy proponiendo nada que no sea admisible por la militancia del PSOE, por sus dirigentes y por sus votantes. Es un espacio mínimo común para intentar poner en marcha este país", ha subrayado.

Ha recordado que algunas de las medidas de su oferta, como el fin de los aforamientos o la reforma de la ley electoral, formaron parte del pacto firmado entre PSOE y C's con la que intentó la investidura el líder socialista, Pedro Sánchez.

Del mismo modo, ha destacado, fueron iniciativas que la presidenta madrileña del PP, Cristina Cifuentes, o la andaluza, la socialista Susana Díaz, aceptaron para que Ciudadanos apoyaran sus respectivos gobiernos.

Rivera ha admitido que su exigencia de los últimos meses de que Rajoy dé un paso atrás no es viable, por lo que se ha resignado a negociar con el candidato propuesto por el Rey.

"No hay alternativa", ha reconocido el presidente de C's tras recordar que su partido solo tiene 32 escaños.

Ha invitado a quien crea tener una solución distinta que la ponga encima de la mesa, pero ha reprochado tanto a Sánchez como al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que no hayan movido ficha.

En contraposición al comportamiento de PP, PSOE y Podemos, Rivera ha asegurado que "la resignación no es el camino y el fracaso no es una solución".

El presidente de C's ha insistido en que "hoy por hoy no es posible" que su partido entre en el Gobierno, si bien ha apuntado que "en un futuro" podría hacerlo si es "un gobierno limpio y nuevo"

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También