Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Si se cambian los horarios, habrá menos divorcios y fracaso escolar'

Los expertos recomiendan aplicar cuanto ?antes la reforma horaria para conciliar la vida laboral y familiar. Esta madrugada hay que adelantar una hora el reloj: a las 2 serán las 3

Xavier Fernández José

Whatsapp
La tele debería adelantar su prime time, según los promotores de la reforma horaria, para evitar trasnochar. foto: LL.M:

La tele debería adelantar su prime time, según los promotores de la reforma horaria, para evitar trasnochar. foto: LL.M:

¿Es posible adelantar los horarios laborales y llegar a casa antes para estar más tiempo con la familia? ¿Podemos asumir en Catalunya y España los horarios europeos? ¿Es una utopía irrealizable dada nuestra climatología –un sol rutilante hasta altas horas– y nuestro carácter ‘callejero’?

El debate sobre si la reforma horaria es factible está en la calle. Más aún cuando la cuestión se pone de moda con el cambio horario. Esta madrugada hay que adelantar una hora el reloj –a las 2 serán las 3– porque se adopta el horario de verano.

Tanto el Parlament como el Congreso de los Diputados están empeñados en facilitar la conciliación laboral y familiar. Propuestas de calado, como la catalana Iniciativa per a la reforma horària o la estatal Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, aportan datos y enumeran sus ventajas.

La incredulidad, sin embargo, está a flor de piel. «Las empresas no están preparadas y muchas de ellas no tienen la voluntad si no se explican muy bien los beneficios que supondrá. Y si no vamos todos a una esto no tiene ningún sentido. Para aplicar la reforma horaria habría que resetear el país entero. Si no, es imposible», apunta una joven trabajadora.


Un ‘tímido’ paso político
El presidente de honor de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, el reusense Ignacio Buqueras disiente: «La conciliación de la vida familiar y laboral es más complicada en España, pero es posible sin lugar a dudas. Más aún en la actualidad cuando los tres partidos principales han dado un paso al frente, tímido, pero un paso. Una cosa es un papel y otra la realidad, pero la sociedad debe exigir medidas concretas a los políticos, que están a su servicio».

Con lo de «un papel», Buqueras alude a que Ciudadanos pacto primero con el PSOE y luego con el PP –tras la investidura fracasada del socialista Pedro Sánchez– que la reforma horaria se convirtiese en una apuesta gubernamental. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anuncio en diciembre pasado que buscará un pacto para que «la jornada laboral en España, con carácter general, acabe a las 18 h.». El PP lo había prometido en la última campaña electoral.

Buqueras, economista, presentó anteayer en Barcelona y Reus el libro Dejemos de perder el tiempo. Los beneficios de optimizar los horarios , del que es coautor junto a Jorge Cagigas, especialista en gestión de personas.

El experto reusense es contundente: «Si se reformasen los horarios habría menos separaciones matrimoniales y menos fracaso escolar. Los padres, sobre todo los que residen en grandes ciudades y tardan de 45 a 60 minutos en llegar del trabajo a casa, salen del trabajo a las 7,30 ó las 8. Llegan a casa a las 9. Sus hijos están desatendidos porque no tienen tiempo para ellos».

Sigue Buqueras: «Si los miembros de la pareja llegan tan tarde a casa, tras un día de tensiones, no tienen tiempo para el diálogo. Esos horarios no propician ni la amabilidad ni la cordialidad».

A la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles –asegura Buqueras– se han dirigido abuelos que se quejan de tener que asumir obligaciones diarias con sus nietos porque los padres no pueden: «Están encantados de pasar tiempo con los nietos, pero no de asumir responsabilidad constantes (como llevarles al médico, acudir a reuniones escolares...). Si los abuelos se pusiesen en huelga, el país entero se paralizaría».

Las grandes y medianas empresas quizá estén preparadas y dispuestas a la reforma horaria. ¿Y las pequeñas? «Si hay voluntad, es posible. La cultura del presentismo es negativa. No por estar más horas se rinde más. Las empresas deben impulsar la flexibilidad horaria. Si hay un buen clima laboral, la productividad aumenta», sostiene Buqueras.

El diputado de Junts pel Sí y promotor de la Iniciativa per a la reforma horària, Fabian Mohedano coincide con Buqueras que los horarios demenciales que se han impuesto en multitud de empresas y sectores sociales contribuyen al fracaso escolar: «Los niños con menos atención porque sus padres no están, que se van a dormir más tarde o que practican un deporte más tarde, no rinden tanto en el colegio».

Mohedano explica que «no se trata de modificar el horario de inicio matinal de nada sino de que no se pierda tiempo durante el día. Tenemos un mediodía demasiado amplio».

La Iniciativa per a la reforma horària ha creado una red de organizaciones, de comercios y consumidores y de ciudades y pueblos para impulsar medidas de conciliación. En esta última se han integrado ya 106 municipios de toda Catalunya, sólo quince de ellos de Tarragona: Albinyana, Calafell, Cambrils, El Vendrell, EMD Jesús, L’Arboç, Móra d’Ebre, Porrera, Querol, Reus, Riudoms, Tortosa, Ulldecona, Valls y Vila-seca. También participa la Diputació de Tarragona.

El Ayuntamiento de Tarragona aprobó en el pleno del viernes 17 de marzo una moción de CDC, que instaba a que la ciudad se sumase a la red porque «Tarragona no puede quedar a la cola, ni mucho menos al margen, de la reforma horaria».

El próximo viernes, día 31, se presentarán las conclusiones del proceso participativo desarrollado por la Iniciativa per a la reforma horària. Según confía Mohedano, el Pacte Nacional para la reforma horaria estará a punto este verano.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También