Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una chispa de una soldadura causó el grave incendio en Ferrari Land

Dos de los operarios que trabajaban fueron trasladados al CAP de Salou. Uno por un ataque de ansiedad y otro por quemaduras

Jordi Cabré

Whatsapp
Una chispa de una soldadura causó el grave incendio en Ferrari Land

Una chispa de una soldadura causó el grave incendio en Ferrari Land

Una chispa, posiblemente de un trabajo de soldadura cerca de la fachada del edificio Ferrari Experience, provocó a última hora de la tarde de ayer un incendio de dimensiones gigantescas y de consecuencias todavía por determinar en Ferrari Land, la nueva zona temática de la Costa Daurada. Poco antes de las 23 horas, las llamas estaban apagadas y el primer balance de daños se centraba en la reproducción de la torre campanario de San Marcos (Venecia), una parte de la fachada del Ferrari Experience, un recinto de dos plantas cuyo uso final todavía es un secreto, y el techo del mismo edificio, que quemó parte del aislante. En su interior sólo habría entrado humo.

El fuego se declaró poco antes de las ocho. El primer aviso al 112 entró a las 19.56 horas. En una de las fachadas de cartón piedra las llamas empezaban a ascender vertiginosamente provocando una llamarada visible a decenas de kilómetros alrededor. Cientos de internautas tardaron pocos minutos en descubrir aquella antorcha de Ferrari Land que emanaba una espesa columna de humo negra hacia la superluna que presidía la noche.

Las llamas con gran virulencia se propagaron por la fachada hasta la torre campanario. El fuego arrasó íntegramente el Campanile de San Marcos (Venecia), la cubierta del Ferrari Experience –la zona donde se coloca el aislante–, y esta primera fachada de unos 25 metros cuadrados, contabilizaron los bomberos. Los daños fueron menores de los que potencialmente podía haber causado el fuego y ello permitió más tarde que un comunicado de PortAventura garantizara los plazos de apertura de Ferrari Land para primavera de 2017. «No modificará el calendario de apertura previsto», rezaba la escueta nota de prensa emitida. Los responsables de PortAventura estuvieron presentes durante las tres horas largas de lucha contra el fuego y respiraron tranquilos cuando las llamas dejaron de consumir parte de las construcciones de Ferrari Land.

Remojar después de apagar

Hasta 15 dotaciones de bomberos de la Generalitat, 12 cisternas, dos autoescaleras y un coche de mando, llegaron escalonadamente desde las ocho de la tarde. Accedían por la avenida Pere Molas, que conecta Salou con Vila-seca. Allí, la Policía Local de Salou y Mossos d’Esquadra les flanquearon la entrada, que cada vez estaba más colapsada de curiosos preguntándose qué ocurría más allá de la valla y del escudo de Ferrari que preside el acelerador vertical, la gran estrella de la nueva zona temática de la Costa Daurada.

Tras dos horas de lucha intensa, el fuego empezó a controlarse pasadas las 21.30 horas y más allá de las 22 horas las llamas ya eran historia. Tras ello, se remojaron las zonas calcinadas y las colindantes y se empezó a ventilar el interior del Ferrari Experience, que aparentemente sólo acumuló los gases de la combustión.

Aunque en un primer momento nadie estaría afectado por el incendio, según informó Bombers a los pocos minutos de declararse el incendio, luego se conoció que dos personas resultaron heridas leves y ambulancias del SEM las trasladaron hasta el CAP. Uno de ellos es un trabajador de 37 años de edad que sufre quemaduras de primer grado en los brazos. Según pudo saber el Diari, él no sería el soldador que originó la chispa, sino el primero que se percató del fuego y se abalanzó para contenerlo.

El otro operario herido sería un operario que sufrió un ataque de ansiedad y también fue evacuado hacia el CAP. El resto de personal que trabajaba en aquel momento fue evacuado hacia zonas seguras y nadie más precisó asistencia médica, informaron fuentes del SEM.

El fuego y la humareda negra sedivisó desde muchos kilómetros a la redonda y en las redes sociales se empezaron a colgar fotos y vídeos de lo que ocurría en aquel instante en la nueva área temática.

PortAventura guardó silencio hasta las 21.45 horas, cuando emitió un comunicado escueto para confirmar que se había producido un incendio en la fachada de un edificio temático de Ferrari Land. No entró en el detalle de que el Campanile, una de las construcciones más emblemáticas, había quedado en sus huesos metálico.

Explicó que los planes de emergencia se habían puesto en marcha avisando los bomberos del incendio y que «PortAventura está analizando los hechos para poder determinar las causas» de lo que ocurrió ayer noche.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También