Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

WikiLeaks filtra cómo la CIA espía a través de móviles o las ‘smart tv’

El grupo asegura que la agencia perdió el control de su arsenal de piratería informática y fue a parar a antiguos ‘hackers’ del gobierno

EFE

Whatsapp
Julian Assange, en una intervención pública desde la embajada de Ecuador en Londres. FOTO: ACN

Julian Assange, en una intervención pública desde la embajada de Ecuador en Londres. FOTO: ACN

El portal de filtraciones WikiLeaks difundió ayer detalles de un programa encubierto de ‘hacking’ de la CIA estadounidense, como parte de una serie en siete entregas que define como «la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia». WikiLeaks, dirigido por Julian Assange, había planeado una rueda de prensa por internet para presentar su proyecto ‘Vault 7’, pero luego anunció que sus plataformas habían sido atacadas.

En un comunicado, el australiano, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, dijo que la filtración de ayer era «excepcional desde una perspectiva legal, política y forense». Denunció además que «hay un gran riesgo de proliferación en el desarrollo de armas cibernéticas», que resulta de la incapacidad de las agencias de seguridad para controlarlas una vez las han creado y su «alto valor de mercado».

Según explica WikiLeaks, esta primera entrega, llamada ‘Year Zero’ y en la que se exponen los sistemas de ‘hacking’, software malicioso y armas cibernéticas empleadas por la agencia de espionaje estadounidense, comprende 8.761 documentos y archivos, procedentes de «una red aislada y de alta seguridad situada en el Centro de Inteligencia Cibernética de la CIA en Langley, Virginia».


La CIA pierde el control
El portal de filtraciones señala que obtuvo los documentos de una persona que tuvo acceso a ellos cuando la CIA perdió el control informático sobre los mismos. WikiLeaks explica que recientemente «la CIA perdió el control sobre la mayor parte de su arsenal de ‘hacking’, incluido software malicioso, virus, troyanos, ataques de día cero, sistemas de control remoto de software malicioso y documentos asociados».

Esta colección de «varios cientos de millones de códigos» dan a su poseedor «la capacidad de ‘hacking’ íntegra de la CIA», asegura en su comunicado. Según explica el portal, la colección llegó a manos de antiguos ‘hackers’ del Gobierno y otros agentes de manera «no autorizada», y uno de ellos «proporcionó a WikiLeaks porciones del archivo». Añade que ‘Year Zero’ expone el alcance y la dirección del programa de ‘hacking’ encubierto de la CIA, lo que incluye arsenal malicioso y docenas de posibles ataques de día cero -a través de fallos de software- contra varios productos.

Estos productos incluyen, de acuerdo con el portal de Assange, el iPhone de Apple, el Android de Google, Windows de Microsoft y televisiones Samsung, que pueden transformarse en «micrófonos encubiertos».


El consulado en Fráncfort
El portal también revela que, además de su centro en Langley, la CIA utiliza el consulado de EEUU en Fráncfort «como una base encubierta para sus ‘hackers’ en Europa, Oriente Medio y �frica».

WikiLeaks dice que, al difundir toda esta documentación, ha tomado cuidado de no distribuir «armas cibernéticas cargadas» hasta que «emerja un consenso sobre la naturaleza política y técnica del programa de la CIA y de cómo tales ‘armas’ deben ser analizadas, desactivadas y publicadas».

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También