Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Acciones legales

Joan Morales

Whatsapp

El debate sobre dónde deben marcarse los límites de la libertad de expresión vuelve a estar servido. La última polémica la encontramos en el acto de entrega de los Premis Ciutat de Barcelona del pasado martes, donde la lectura de unos versos del poema Mare Nostra -un radical alegato feminista con alusiones sexuales que transforma el padrenuestro en una reivindicación punk de los derechos de la mujer- indignó de tal manera al líder del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, que provocó que abandonase la gala. Hasta aquí nada que objetar, porque puede llegar a entenderse que según qué discursos lleguen a ofender a según quien, sobre todo cuando existe un componente religioso. Fernández Díaz, si se sentía incómodo con lo que estaba escuchando, fue libre de levantarse y abandonar el Saló de Cent, la misma libertad con la que Dolors Miquel recitó su particular padrenuestro. Lo que ya me parece una actitud más de cara a la galería por parte del dirigente del PP es amenazar con emprender acciones legales intentando conseguir una «reprobación penal» de los sucedido en el Ayuntamiento de Barcelona. Podemos estar de acuerdo o no con lo que vemos o escuchamos, pero de aquí a tener que llevarlo todo ante los tribunales dista un abismo. A no ser que detrás de tus amenazas busques quedar bien delante de los miles de electores a los que te debes. Me parece más inteligente la reacción del propio Arzobispado de Barcelona, quien intentó zanjar el tema asegurando que no querían «alimentar polémicas».

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También