África le ganó el corazón

Ayer falleció en Lleida, de forma repentina, Ángel Pujol

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Ayer falleció en Lleida, de forma repentina, Ángel Pujol. Conocía a su hermano Josep Maria desde el bachillerato y sabía que ambos habían levantado el emporio Prefabricados Pujol en Mollerussa, pero a Ángel le conocí en Tarragona cuando ya no estaba entregado a la empresa, sino a una causa solidaria con Etiopía.

Sus relaciones personales y conocimientos de gestión los volcó en Wukro, una zona pobre de cuya población quedó prendado cuando conoció al misionero Ángel Olaran y su actividad extraordinaria con tantos niños huérfanos de la guerra y del SIDA.

Así relataba el encuentro con Olaran: «Una hora para conocerle, un día para admirarle y toda una vida para no dejarle». Durante años se volcó en ayudarle, organizando incontables actos para recoger fondos y viajando a Etiopía, donde las fotografías le muestran siempre rodeado de niños negros. Era todo corazón. Un Ángel de bondad en todos los sentidos.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También