Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Agitar el Callejero

El letrero que más dura es ese que dice «prohibido fijar carteles»
Whatsapp

Las calles se están quietas, pero quienes transcurren por ellas caminan por sitios distintos, aunque sean iguales las distancias, porque se llaman de otra manera. Varían los letreros que pueden leerse al norte de las aceras, para desconcierto de los carteros, incluso de los que demuestran su vocación dedicando el día de asueto a dar un largo paseo, idéntico al de todos los días, pero sin cartas que repartir. Cambiar de nombres las cosas es más fácil que cambiar de conducta, pero la retirada de símbolos de la Corona nos puede traer más locos de lo que ya estamos. La decisión de Ada Colau, que es el hada madrina del Ayuntamiento de Barcelona, de retirar del salón de plenos un busto del rey Juan Carlos, está siendo imitada en otros lugares de la varia España. En dos bellos pueblos gallegos regidos por el BNG han hecho lo mismo. Y en Zaragoza, donde manda Zaragoza en Común, han cambiado el nombre del polideportivo Príncipe Felipe por el de un excelente entrenador que murió el año pasado. El alcalde de Cádiz, conocido cariñosamente por Kichi, sustituyó el retrato de Juan Carlos por el de un antiguo edil anarquista, muy querido por casi todos sus paisanos que profesan el mismo sistema. La epigrafía de las ciudades es extremadamente móvil. El letrero que más dura es ese que dice “prohibido fijar carteles”.

El encono contra el pasado, más o menos inmediato, aliado con la incultura, más o menos enciclopédica, llega al delirio de querer modificar el ayer, que es renunciable, pero sobre todo es irreparable. La calle donde vivo en Madrid cuando no vivo en Málaga se llama General Moscardó. Fue un héroe de la guerra que hicieron nuestros mayores. (A mí me la dieron hecha). Cambiará de nombre, probablemente. Pero la otra salida, que se llama Comandante Zurita, alude al primer piloto que pasó la barrera del sonido y no se batió en ninguna guerra, creo. Estos chicos leen poco, que dijo Tierno Galván.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También