Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Al PSOE le queda un bote salvavidas

Whatsapp

Después del naufragio del 20-D, del 26-J y de las elecciones en Galicia y Euskadi, el PSOE se ha hecho el harakiri. La guardia pretoriana culpa a Podemos y a Pedro Sánchez de todos los males que tiene el PSOE, cuando en realidad han perdido casi seis millones de votos por los años oscuros de Felipe González y también por la humillante sumisión de ZP en mayo de 2010 ante los poderes de la UE. Es verdad que a Sánchez y a sus (malos) consejeros les ha faltado un mínimo de autocrítica para aceptar las derrotas de diciembre y junio. Y que aquello de que habían hecho historia, sólo era un espejismo para seguir agarrados a los cómodos sillones.

Ahora la gestora, los barones, la baronesa y el sector crítico a Sánchez parece que tienen que decidir entre la abstención, lo que sería cavar la tumba del PSOE, o ir a terceras elecciones, lo cual parece una tragedia griega.

Pues bien, siempre será mejor terceras, cuartas o quintas elecciones, con su riesgo electoral, antes que permitir otro gobierno recortador y antisocial como el que hemos sufrido desde 2011 a 2015 por el Sr. Rajoy y sus adorables ministros. Pero es que entre la abstención o ‘terceras’, al PSOE le queda un bote salvavidas: ofrecerle a Rajoy un gobierno en coalición. Gobernar con el PP y pasarle la patata caliente a Mariano Rajoy, a ver si se despierta de su larga siesta.

Andrés J. Moreno

(Vila-seca)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También