Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aprender de los errores

Este territorio debe comprender de una vez por todas que necesita ir unido para no quedarse relegado en el vagón de cola

Whatsapp

El mapa de infraestructuras ferroviarias, tan caprichoso y atrasado como poco planificado en este territorio, ofrece a Tarragona con la anhelada llegada del Corredor del Mediterráneo una segunda oportunidad, la de contar con una nueva estación central que aglutine a los viajeros de la alta velocidad. En un principio, parecía existir cierto consenso e incluso se daba por hecho que la estación intermodal se levantaría al sur del aeropuerto de Reus, aunque la ausencia de noticias desde Madrid y cierta desidia en el propio territorio han despertado algunas dudas. Sin embargo, no estamos ya para indefinicones ni discusiones de campanario. Este territorio debe comprender de una vez por todas que necesita ir unido para no quedarse relegado al vagón de cola de las infraestructuras ferroviarias, para que la estación central beneficie realmente a la población. En este sentido, debemos aprender de los errores cometidos en el pasado y dirigir la vista a lo sucedido con la estación del AVECamp de Tarragona para no caer en las mismas carencias. Si la estación no puede estar ubicada en en un entorno urbano al que al menos una parte importante de sus usuarios pueda llegar caminando –como sucede en el 98% de las ciudades españolas–, debemos planificar y ejecutar bien las conexiones con los principales núcleos de población y dotarnos de un rápido y eficiente sistema de transporte para acceder a la estación. Y todo esto, sin perder un minuto más.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También