Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Bajar impuestos en Tarragona

Para reactivar la economía y el consumo en Tarragona toca bajar impuestos
Whatsapp

Qué tienen en común Sevilla, Castellón, Málaga, Ávila, Toledo o Huesca, entre otras? Pues que son capitales españolas que han decidido bajar los impuestos para 2015, tras unos años en los que los tuvieron que subir. El razonamiento es sencillo: todas las administraciones se han visto obligadas a subir sus impuestos entre 2011 y 2014 para evitar la quiebra, pero lo peor ya ha pasado y es hora de empezar a devolver su esfuerzo a los vecinos, aunque sea poco a poco. Es el mismo razonamiento lógico que ha hecho Rajoy, que, tras subir los impuestos en 2012, los baja en 2015 porque ya estamos saliendo del túnel.

Pues parece ser que lo de los razonamientos lógicos no va mucho con Ballesteros, que se negó a aceptar nuestra propuesta de bajarlos este año en Tarragona. Los ha congelado, pero no es suficiente, este año tocaba bajar impuestos y además se podría haber hecho: en primer lugar porque el Gobierno de España ha pagado 20 millones de euros para los proveedores a los que el Ayuntamiento debía dinero (algunos hacía dos años que no cobraban) y además ha prestado dinero (este año sin intereses) para garantizar la estabilidad de las cuentas municipales. Vaya, un rescate en toda regla para evitar la quiebra que casi provoca la desastrosa gestión económica del periodo 2007-2011 y que convirtió a Tarragona en unas de las 5 ciudades más endeudadas de España.

Y en segundo lugar, porque para reactivar la economía y el consumo en la ciudad, toca bajar impuestos. Nuestra propuesta es bajarlos un 10%. Es especialmente urgente en el IBI y la Basura (que tanto habían subido en los tres últimos años) con bonificaciones especiales para familias numerosas, jubilados y desempleados de larga duración. También hemos propuesto reducir un 25% la plusvalía y poder reactivar así nuestra economía local, que buena falta hace.

Otras muchas ciudades lo han hecho, no pedimos ninguna quimera. El actual equipo de gobierno lo ha rechazado, pero si obtengo la confianza de los vecinos para ser alcalde de Tarragona lo podremos hacer.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También