Beirut

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
Beirut

Beirut

Llamo a Tomás Alcoverro, corresponsal de La Vanguardia en Beirut, el más veterano de los que cubren Oriente Medio desde el Líbano.

Hace unos días me dijo que allí se sentía más seguro que en Barcelona, porque la incidencia del Covid-19 era mucho menor. Ayer contaba su impresión por las horribles explosiones en almacenes químicos del puerto, con resultado de cientos de muertos y miles de heridos. La humareda podía verse desde Chipre, a 240 kilómetros.

En sus libros alude a Beirut como «la ciudad alegre y confiada». El amor es ciego, porque a la vez recuerda atentados, barrios divididos, francotiradores en los tejados, un país sin trenes, aunque los tuvo, por la violencia.

Su voz ayer era triste, «por el hundimiento de un país y una ciudad que amo».

Comentarios

Lea También