Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Castigo al soberanismo y a Podemos

Hasta el candidato de CiU por Tarragona fue presentado sin el canto de ´Els segadors´
Whatsapp

Las últimas encuestas publicadas en La Vanguardia, tanto a nivel local como a nivel catalán, castigan al soberanismo encarnado esencialmente por CiU y ERC, y también a la nueva formación Podemos. El gran ganador es Ciutadans (C’s) y también Esquerra Republicana, aunque sin superar a CiU.

En cuanto a la independencia de Catalunya, la encuesta de La Vanguardia señala que un 43,7 por ciento de la población votaría a favor de la independencia, mientras que votaría en contra un 47,9. El resto hasta 100 es ‘no sabe’. Ganaría el ‘no’. El soberanismo se deshincha.

La encuesta ha sido realizada para el diario catalán unos días después de Sant Jordi –entre el 27 y 29 de abril– por parte de la empresa Feedback. Es significativo que en la encuesta de diciembre pasado los votantes a favor de la independencia eran el 47,4 por 100, mientras que los contrarios eran el 42,9 por 100. Las cifras se han invertido.

Por partidos, Podemos solo sacaría entre 6 y 8 diputados sobre un total de 135, y sería el partido menos votado. CiU obtendría 35-36 diputados frente a los 50 de ahora y ralentiza la subida de Esquerra (25-26 diputados frente a los 21 de ahora). El gran ganador sería Ciutadans que pasaría de 9 a 26 diputados, triplicando los actuales, gracias a las derrotas del PP (perdería 10 diputados y se quedaría en 9), del PSC (perdería 8 diputados y se quedaría en 12) y una parte de CiU. Importante también es el incremento de la CUP que pasaría de los 3 diputados actuales a tener entre 10 y 11. La ICV de Joan Herrera (comunistas) perdería 5 diputados y se quedaría con 8.

Una característica importante de este resultado es que CiU más ERC, que ahora tienen mayoría absoluta con 71 escaños en el parlamento catalán, pasarán a tener 63, cuando la mayoría absoluta es 68. Para la hoja de ruta hacia la independencia firmada entre Mas y Junqueras, la cifra sería un fiasco porque predican unas elecciones ‘plebiscitarias’. Y es más: el 57,1 por ciento de los electores no cree en el Estado Federal que impulsan los socialistas, y prácticamente la mitad de los encuestados (49,9 por 100) rechaza el pacto soberanista Mas-Junqueras que prevé la independencia en un año y medio después las elecciones de septiembre.

La encuesta no despeja la incógnita de quién gobernará Catalunya, con qué mayoría y con qué presidente. Artur Mas –se calcula que unos 70.000 votantes de CiU pasarán a Ciutadans– va perdiendo muy importantes apoyos desde que decidió pasarse al independentismo. En cuatro años, de confirmarse las encuestas, Artur Mas habría perdido cerca de 28-30 diputados, y lo que es peor: numerosos afiliados e incluso dirigentes antiguos de la primitiva CDC de Jordi Pujol, no votarán a su partido. Tras las elecciones CDC deberá ir a una refundación y ver si Artur Mas y el grupo que lo apoya continúan. Podría quedarse en un partido casi testimonial.

Significativa es la valoración de los candidatos en la encuesta. El más valorado es David Fernández (CUP), con un 5,41, y el único que supera el aprobado. Le sigue Oriol Junqueras (ERC, 4,83), Artur Mas (4,08) y Joan Herrera (ICV, 4,10). Todos estos han perdido apoyos desde la encuesta de diciembre. Han ganado apoyos los otros cuatro líderes valorados: Albert Rivera (C’s, 3,93), Miquel Iceta (PSC, 3,54), Pedro Sánchez (3,41), Alicia Sánchez-Camacho (PP, 1,70) y Mariano Rajoy (1,62). A David Fernández (CUP) se le valora el papel que ha tenido como presidente de la comisión parlamentaria que investiga a la familia Pujol y no tanto por ir en camiseta y sandalias por el Parlament.

Estamos ya a tres semanas de las elecciones municipales (no autonómicas) en Catalunya y el mapa electoral se mantiene con ocho partidos con representación en los grandes municipios. En Barcelona se registra análoga composición que el Parlament. Difícil será gobernar los municipios, y difíciles serán los pactos que sin duda influirán en las elecciones autonómicas catalanas del 27 de septiembre y en las generales españolas de final de año. El soberanismo pierde fuelle, y hasta el candidato de CiU por Tarragona, Albert Abelló, fue presentado sin el canto de Els segadors, himno nacional catalán ni otras coreografías nacional-independentistas. Algo pasa.

Temas

  • TRIBUNA

Comentarios

Lea También