Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Contrapesos democráticos

Trump puede realmente cambiar el mundo tal como lo hemos conocido hasta ahora, pero tendrá que someterse a las leyes

Whatsapp

La democracia americana tiene unos tranquilizadores contrapesos internos que moderan el ejercicio de cualquier poder y que se ha desarrollado durante los dos siglos largos de su historia constitucional. Pronto se ha visto que la arbitrariedad de Trump tendrá que acabar chocando inexorablemente con algunas instituciones del Estado norteamericano, y no faltan quienes auguran un inevitable impeachment si este personaje atrabiliario no se contiene.

A título de ejemplo, poco después de que el inquietante presidente norteamericano dictase la orden de prohibir la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, una organización no gubernamental, la American Civil Liberties Union (ACLU), presentaban una demanda judicial por inconstitucionalidad para impedir la expulsión automática al llegar a un aeropuerto de Nueva York de dos refugiados iraquíes que residen en los EEUU de forma plenamente legal. Una conocida juez paraba poco después las deportaciones, aunque no entraba aún en la cuestión de fondo.

Aunque la acción de Trump puede realmente cambiar el mundo tal como lo hemos conocido hasta ahora, el magnate estadounidense tendrá que someterse a las leyes, respetar las decisiones judiciales y acatar los procedimientos establecidos, aunque en los primeros momentos el estilo abrupto del presidente siembre el desconcierto.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También