Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

EEUU: dumping ambiental

Fabricar más barato a costa de contaminar más es hacer competencia desleal a los productores que respetan las reglas

Whatsapp

El candidato republicano Trump arrasó en Virginia Occidental, el ‘Estado Montañoso’, en las elecciones de noviembre. Con un discurso basado en la reapertura de las minas de carbón, en coherencia con su negacionismo sobre el cambio climático, casi triplicó los votos que obtuvo Hillary Clinton, lógicamente partidaria de cumplir lo acordado en el Tratado de París para preservar la salud del planeta. El hecho de haber basado la campaña en una promesa de más contaminación ambiental demuestra la trágica banalidad del proyecto de Trump, que ha logrado la presidencia de su país pulsando las pasiones más bajas de sus conciudadanos. De momento, Trump ha firmado una orden ejecutiva que anula la normativa de Obama a favor de las energías limpias y de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. No se ha pronunciado todavía de forma expresa sobre el Tratado de Paris, pero ya es evidente que el boicot del país más industrializado del mundo que lanza a la atmósfera el 15% de la contaminación total haría descarrilar el acuerdo. De donde se desprende la obligación de la comunidad internacional de parar esta deriva a cualquier precio. Tanto porque la indolencia de Trump en este asunto es una agresión al planeta cuanto porque este comportamiento constituye un claro dumping tecnológico. Fabricar más barato a costa de contaminar más es hacer competencia desleal a los productores que fabrican respetando las reglas.

Temas

  • EDITORIAL

Lea También