Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El Mercat, por fin

Con la apertura del Mercat, Tarragona necesita recuperar la normalidad, secuestrada durante demasiados años

Whatsapp

Diez años después de que se iniciaran las obras y tras múltiples problemas, retrasos y contratiempos que han transformado el proyecto inicial, el Mercat Central de Tarragona tiene día de apertura: el 16 de marzo. No es la primera vez que el Ayuntamiento anuncia una fecha para la anhelada puesta en marcha del equipamiento, que debía abrir sus puertas una vez concluidas las fiestas de Santa Tecla, antes de finalizar el año pasado, o, en todo caso, para no afectar a las ventas de Navidad, en los primeros días de este 2017. No obstante, todo apunta a que esta vez la fecha prometida será la definitiva. Debe serlo. Tarragona no se puede permitir más demoras en la apertura de su mercado. Y no sólo porque mantener la carpa ‘provisional’ –donde, todo hay que decirlo, comerciantes y compradores se han sentido cómodos– supone un gran gasto para la ciudad, sino, sobre todo, porque Tarragona necesita recuperar la normalidad, secuestrada durante demasiados años. Que se lo digan a los comerciantes de la zona, que han visto menguar, cuando no quebrar, sus negocios; al colegio ubicado al lado, a los vecinos que luchan por recuperar la Plaça Corsini... Y a todos los ciudadanos, obligados a renunciar dos días a la semana al tramo más noble de la arteria más ilustre de Tarragona, invadido por furgonetas, hierros y puestos del mercadillo. Ahora sólo falta que la fecha se cumpla y que el Mercat sea ese deseado motor que dinamice el centro de la ciudad.

Temas

  • EDITORIAL

Lea También