Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El Papa y el medio ambiente

El modelo de sociedad impuesto por el pensamiento hegemónico es el principal culpable del deterioro del medio ambiente
Whatsapp

Este Papa está dispuesto a romper todos los esquemas. Su última aportación ha sido la encíclica sobre el medio ambiente.La preservación del planeta de aquellas manipulaciones que puedan deteriorarlo y comprometer por tanto el destino de las futuras generaciones es un designio fácil de vincular a los mensajes religiosos, que consideran que el medio ambiente forma parte de la voluntad explícita del Creador. Sucede sin embargo que el deterioro del medio ambiente no es una actividad maliciosa que los hombres lleven a cabo gratuitamente, por pura irresponsabilidad o para proporcionarse placer: es la consecuencia de una determinada concepción del mundo que supedita el interés de las personas, el interés general, a determinados intereses económicos. Por decirlo más claro, es el ‘modelo de sociedad’ impuesto por el pensamiento hegemónico el culpable de que el planeta se deteriore y de que quienes en primer lugar sufren este efecto sean los menos favorecidos, las víctimas de la explotación que realiza un Primer Mundo en absoluto dispuesto a disciplinarse para preservar el bien común. En definitiva, el Papa no ha tenido más remedio que entrar en política. No, evidentemente, en el juego de partidos pero sí en el debate ideológico. Se quiera reconocer o no, determinados postulados de justicia, solidaridad y equidad no son neutros ideológicamente. Y ya era hora de que la influyente religión católica tomara abiertamente postura en este pleito.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También