Más de Opinión

El Penedès alcanza el sueño

El Penedès ha logrado por fin el anhelado sueño de convertirse en Vegueria, aunque de momento con nulos efectos prácticos.

Whatsapp

El Penedès ha alcanzado por fin, después de más de una década de reivindicaciones, su reconocimiento como veguería. El Parlament de Catalunya aprobó el pasado miércoles la inclusión de la Vegueria del Penedès en la división territorial de Catalunya de 2010, compuesta por las comarcas de l’Alt Penedès,  el Baix Penedès, el Garraf y parte de la Anoia. La ubicación geográfica de ese territorio, a caballo entre las demarcaciones de Barcelona y Tarragona, la ha situado siempre en tierra de nadie. Desde hace más de diez años, el Penedès  se ha movilizado para unificar políticamente sus fragmentadas comarcas con el objetivo de lograr, a partir de un reconocimiento territorial propio, las mejoras pendientes. No  se puede obviar, no obstante, que la creación de la Vegueria del Penedès no será de momento nada más que la consecución de un sueño, de una ilusión colectiva que no podrá dar frutos.  La división territorial de Catalunya aprobada por el Parlament sigue pendiente de aplicar, bloqueada por la crisis, por una parte, y por la complejidad legislativa por otra al tener que encajar la división estatal con la autonómica. Por si fuera poco, es evidente que la crisis económica ha descarnado la necesidad de simplificar las estructuras de las administraciones públicas. No podemos seguir acumulando niveles administrativos. Si el patrón debe ser la veguería, hará que decidir qué se hace con los consells y con las diputaciones, puntales de la Generalitat.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También